3 de mayo de 2012

Neverwinter

Retomó el hacedor la historia de Drizzt, el elfo oscuro más famoso de todos los tiempos.

Título: Neverwinter
Saga: Neverwinter II (Drizzt Do'Urden XXI)
Autor: R. A. Salvatore
Editorial: Timun Mas
Páginas: 351
Sinopsis: Soy Drizzt Do’Urden, curtido por los látigos de las matronas drow y suavizado por el sincero afecto de los amigos. Los Compañeros de Mithril Hall ya no están, y por fi n siento que todo ha acabado. Mi camino se aleja de Gauntlgrym igual que antaño se alejó de Mithril Hall, pero dudo que vaya a volver. Ya es hora de liberarme del pasado y de buscar nuevos horizontes.
Soy Neverwinter, ciudad antaño conocida como la Joya del Norte, reducida ahora a cenizas y en constante lucha por la supervivencia. Al mismo tiempo que Herzgo Alegni lucha por hacerse con el control de mi gente y Sylora Salm conspira para provocar un cataclismo que me destruya de una vez por todas, yo me esfuerzo por resistir. Después de siglos de vida tras mis otrora gloriosas murallas, ¿es posible que haya llegado mi verdadero final?

Opinión: Salvatore lo ha vuelto a conseguir. Recuerdo que con las Transiciones lo pasé realmente mal, porque ese Drizzt y todo lo que le pasaba no molaba para nada. Ahora, por fin, puedo decir que nos encontramos con un Drizzt más en la línea de la  nueva fantasía heroica. Oscuridad y luz luchan de manera compleja, tanto en los personajes como en el mundo. Dahlia es un personaje femenino tremendamente interesante que hace de contraparte y de "nueva conciencia" de Drizzt, asomándonos con ella a partes de Faerûn que merecen mucho la pena. Pero aún hay mucho más y es que lo que ya veíamos en el anterior como promesa, en este se desarrolla en toda su extensión. A pesar de tener tres líneas distintas de narración la unión entre las tres nos deja uno de los mejores libros de Drizzt Do'Urden y de Salvatore en mucho tiempo.

Para empezar, no puedo evitar pensar en la maravilla que es ver de nuevo a Drizzt en acción con todo su poder resultando en algunas de las escenas de acción más adictivas que he podido ver en mucho tiempo. Por no hablar de las casi cien páginas dedicadas al combate final, que hacen que sea un libro claramente enfocado al que le gusta Drizzt y el estilo de Salvatore. Tengo que reconocer que la evolución de Drizzt en este libro, incluidas las cartas que escribe al lector es otra de las cosas que lo hacen especial. Simplemente maravilloso el tratamiento que hace Salvatore del personaje... y mucho menos mojigato que antiguamente, la verdad. Desde mi punto de vista, se ha convertido en una saga decididamente enfocada al nicho de lectores que la siguen, si bien es cierto que a esos les trata excelentemente. Incluso hay un par de guiños a Las Transiciones que me han dado ganas de leérmelas. Los otros personajes, tanto los malvados como Herzgo Alegni, Barrabus el Gris o Sylora Salm son tan malvados como deben, y lo suficientemente diferentes como para mostrarnos las diversas pautas de la oscuridad. Eso sí, todos y cada uno de los personajes tienen secretos oscuros que necesitan respuesta y que consiguen tener al lector interesado en ellos. No cabe la menor duda de que, si algo ha mejorado Salvatore en este tiempo, ha sido precisamente en su capacidad para mostrarnos a sus personajes como criaturas vivas con muchos grados de gris y de color. Y es algo que se nota desde sus primeras novelas, aunque con la salvedad de las transiciones, todo sea dicho, en las que, desde mi punto de vista, los personajes se estancaron. Por eso, quizá, este libro que reúne al Drizzt más aventurero con el Drizzt más instrospectivo me parece tan interesante.

Por supuesto, hay que hacer algunas concesiones estilísticas, y es que las descripciones son el punto fuerte de una historia que, narrativamente, consigue el objetivo de contar la historia de la manera más sencilla y directa posible. Unas descripciones de los combates tan Salvatore, es decir, con el gore justo, pero perfectamente detalladas harán las delicias de todos los seguidores del autor. Quizá he echado en falta un poco de la "inocencia" que destilaban obras como La Sombra Carmesí, pero lo cierto es que no pegan con el nuevo Drizzt, ni con los nuevos Reinos Olvidados, todo sea dicho. Pero claro, siendo el vigésimo primer libro de Drizzt, no podemos sino asumir que aquellos que se acerquen a este libro lo harán conociendo de antemano tanto el estilo del autor como a los personajes principales, y será para ellos más un reencuentro y un continuar con la vida de un viejo amigo más que algo nuevo u original. Sigue perfectamente la estética y los sucesos se desarrollan más o menos como uno podría esperar, si bien es cierto que hay algunos detalles que no pueden, en ningún caso, obviarse, como son los errores de Drizzt y de sus compañeros, o la batalla y el interés que despierta directamente en el lector.

En cuanto a la trama, ¿qué decir de la trama? No tiene grandes complicaciones, busca transmitir precisamente una idea semejante a la que daban los primeros libros de Drizzt donde los grandes pensamientos de los personajes sobre la moral y sobre lo "correcto" quedaban atemperados con combates dignos de las mejores coreografías de película. Y precisamente eso es lo que nos vamos a encontrar. Si bien es cierto que las veinte novelas anteriores ya nos preparan para esto, mostrándonos lo mejor de Salvatore, esa sencillez teñida de moraleja que es capaz de imprimir a la novela. Y eso que el hecho de ver las distintas perspectivas ayuda a construir lentamente un clímax perfectamente preparado. A saber qué nos depara el tercer libro, teniendo en cuenta la tensión con la que ha acabado el segundo.

En definitiva, a nadie le sorprenderá que recomiende este libro a todos los que gustan de Reinos Olvidados, que sé que hay varios, y, sobre todo, a los que disfrutan de la ágil prosa de Salvatore. Eso sí, no os olvidéis de leer, por lo menos, el libro anterior Gauntlgrym, para poder comprender a Drizzt y a Dahlia. Tengo la sensación, por algún motivo, de que hay más libros de los Mercenarios que no han llegado a España... (Revisando, resulta que no, pero que yo no me he leído uno de los libros... Esto de saltarse libros no mola nada en esta macrosaga) pero vamos, que se puede entender con lo que hay en estos dos libros. Y sí, Salvatore vuelve a ser el autor recomendado que fue, pero ahora más, porque es oscuro y claro... en definitiva se ha modernizado su fantasía.

Impresión general
Puntuaciones
Trama: 9
Personajes: 9
Ambiente: 10
Estilo: 9
Combate: 10

3 comentarios:

  1. Adoro esta saga, se está superando a sí mismo. No sé si esperaré a que salga La garra de Chanon en español, lo mismo me lo pillo en bookdepository ^^

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno saber que más adelante hay muy buenos libros, yo me enamoré con El elfo oscuro, tuve un bajón con El valle y hace mucho tiempo me quedé estancada en El legado, pero ya llegará algún descanso en mis deberes para ponerme al día.

    ResponderEliminar