19 de abril de 2012

Reflexiones: LMCC

Hacía un tiempo me apetecía hacer una reflexión, que las echaba de menos. Sin embargo, no se me ocurría sobre qué hacerla (falta de ideas, qué se le va a hacer) hasta que en clase me di cuenta de lo poco que se sabe sobre la carrera que estamos haciendo Khardan y yo: Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación. Esta reflexión no va a ser enteramente literaria ni blogosférica, pero puede que a algunos que todavía estáis en el instituto os pueda interesar dado que se va acercando la Selectividad (y a los que no también, por mera curiosidad).












En primer lugar, y por mucho que a algunos les pese, esta carrera es una fusión de todo. Tiene su base en la Lingüística, pero también tiene temas de Filología (de dos de ellas, las que tú elijas), de Periodismo, de Historia, de Filosofía, de Traducción y, aunque todavía no he llegado a esa parte, también de Escritura, Edición y Corrección. Esa fue una de las cosas que más me llamaron de este nuevo grado que surgió de la nada tras la implantación de Bolonia. Algo bueno, tras todos los problemas que nos ocasionó el cambio a quienes nos pilló por medio. Y es que, tras descartar por el momento la posibilidad de ser escritora (hay que ser realistas en esta vida, y es bastante difícil ser escritora si una es incapaz de terminar un maldito manuscrito), tomé la decisión de que lo que quiero es ser editora (además, creo que soy la única que disfruta corrigiendo y escribiendo a partes iguales xD). Pero, hey, dicho así parece que la elección fue muy fácil. Pero no lo fue en absoluto.

Muchos de vosotros, estando todavía en el instituto, no tendréis ni idea de qué hacer a continuación, cuando acabéis y salgáis de allí. Yo era igual. No tenía ni la más mínima idea. Me dejé llevar. De hecho, y de eso me arrepiento un montón, ni siquiera me preocupaba por mis notas, cuando estas (las de Bachillerato) son un factor fundamental a la hora de enfrentarte a la Selectividad. De todas formas no salí mal del todo (aunque podría haber salido mejor, si me hubiera esforzado, pero bueno), y con mi nota conseguí de sobra entrar en la primera opción que marqué para entrar a la universidad: Filología inglesa. Como veis, esa no es mi actual carrera, pero ese error me enseñó y aprendí mucho de él. ¿Por qué elegí esa carrera? Y, mejor aún, ¿por qué la elegí en una universidad que me pilla a más de cuarenta kilómetros de mi casa, teniendo una a cinco minutos? Es una buena pregunta. Pregunta que deberéis haceros cuando se os vaya acercando el momento (no el por qué lo hice yo, sino a qué universidad ir xD).

En mi caso fue la motivación de aprender japonés. Mi universidad es la única que ofertaba ese idioma y únicamente por eso (bueno, y porque me vendían la carrera en cuatro años, en lugar de cinco) hacía el esfuerzo continuo por ir hasta allí todos los días. ¿Qué pasó entonces? Que japonés muy bien, pero la carrera no estaba hecha para mí. Me gustaba, sí, pero acabé muy malparada. Mi objetivo era terminar lo que ya había empezado, pero entonces llegó Bolonia (y que me quitaran un tren directo muy bonito) y... se me presentó la posibilidad de cambiarme de carrera y utilizar las asignaturas que ya tenía aprobadas para convalidarlas por otras de otra. Y ahí fue cuando le llegó el turno a Lenguas Modernas, Cultura y Comunicación. En esta carrera tienes dos lenguas con las que vas a trabajar durante todo el grado; la primera lengua (español, inglés o francés) y la segunda lengua (que es un abanico muy amplio de lenguas, más los anteriores mencionados). Con estas lenguas aprendes más o menos lo que aprenderías en una Filología, es decir, la lengua como tal y su origen, su cultura, y su literatura. Pero además de esas dos, tus compañeros tendrán otras diferentes, lo cual creará una clase multilingüe, dando lugar a asignaturas que os enseñen cómo se relacionan las lenguas entre sí.

¿Y por qué digo esto? Más que nada porque ni siquiera los propios profesores tienen muy claro de qué va esta carrera. Y porque si ni ellos lo saben, mucho menos lo van a saber el resto de personas que deberían estar interesados (tanto profesionales que busquen gente para prácticas, como estudiantes que estén buscando su lugar). ¿Qué salidas tiene esta carrera? Como ya he dicho al principio, esta carrera es una mezcla de todas esas mencionadas, así que las salidas podrían ser múltiples y diversas. En el último año de carrera, existen cuatro itinerarios de los que poder especializarte. No les he echado mucho el ojo a los demás, porque desde que vi lo de Edición, Escritura y Corrección no he hecho otra cosa que fijarme llegar a ese año cuanto antes para poder cursarlas, pero también había asignaturas relacionadas con la publicidad y el mundo audiovisual, por ejemplo. Lo mismo va por los diferentes nombres que tiene este grado en distintas partes de España. En Alcalá, por ejemplo, más que la comunicación, parece ser que está más enfocado a la traducción (pero con la pega de que solo tienen inglés, alemán y francés, me parece).

Estando en segundo, os puedo asegurar que estoy aprendiendo muchísimo, aunque sea de forma inconsciente. A veces me fijo en cosas de las que antes no lo hubiera hecho y, quieras o no, eso siempre resulta agradable. Sin embargo, lo que no lo resulta tanto es que sean tus propios profesores, y gente externa también, quienes hagan de menos la carrera por no entenderla. Hay quienes piensan que, al ser una mezcla, no es pura y por eso es inferior. De ahí que algunos profesores de Filología impartan sus clases de forma distinta a como lo hacen con gente del grado de hispánicas, por ejemplo. Sin embargo, yo os animo a que, si os interesa el mundo de las letras, le deis una oportunidad y os documentéis un poco si estáis indecisos sobre qué queréis hacer. Una buena guía siempre es útil.

6 comentarios:

  1. Me parece una idea genial hacer llegar a la gente esta carrera, yo ni la conocía!
    Tiene una pinta muy curiosa, yo estoy estudiando primero de Traducción y la verdad es que me encanta, pero si no me gustara tanto, igual vuestra carrera sería una buena opción :)

    Un beso! ^^

    ResponderEliminar
  2. *_______* Es perfecta, tu explicación, la carrera y las salidas me parecen interesantísimas. Me he metido a la página de la facultad y he leído las asignaturas y mientras lo hacía se me ha ido cayendo la baba porque es absolutamente perfecto. Tengo bien claro que voy a acabar haciendo una carrera de letras y sobre todo relacionada con las lenguas y su uso en traducción, edición... etc. por lo tanto tan sólo me queda convencer a mis padres porque yo es que lo veo todo perfecto jajaja (Excepto que Madrid esta demasiado lejos, opinan mis padres). Me has ayudado muchísimo ya que no sabía de la existencia de este nuevo grado. Espero que para cuando yo acabe 2º de Bachiller se haya asentado un poco más y ya los profesores sepan realmente lo que hacen y para qué :D MUCHSÍSIMAS GRACIAS!! :) Un beso

    ResponderEliminar
  3. Una entrada estupenda :3

    ¡Ojalá hubiese podido leer más de estas cuando tenía 17 años!

    Tienes mucha razón al decir que dejarse llevar es lo peor que se puede hacer (si alguien está leyendo esto, ¡QUE NO SE DEJE LLEVAR!). Pero es un error que cometemos muchos (yo misma acabé la carrera en la que me había metido sólo para no defraudar a mis padres).

    Siempre he pensado que existe mucha desinformación y desatención de los chicos que se preparan para entrar en la universidad. A los dieciocho la mayoría ni siquiera sabemos qué queremos hacer con nuestra vida. ¡Y se supone que tenemos que elegir la carrera que la va a condicionar toda! Yo, por aquel entonces, me sentía tan perdida...

    De acuerdo, hay gente muy madura a esa edad, que tiene clarísimo lo que quiere hacer. Pero también hay muchísima más que necesita que la oriente, que le expliquen, que le den ideas, y que, de no ser así, se ve metida en una carrera que no es la que quiere, ya sea por las circunstancias, por presiones de familiares, por (malos) consejos de los profesores (en mi caso terminé eligiendo ciencias porque mis profesores me decían que era muy mala para las letras, porque hacía muchas faltas :DU (exactamente eran unas "intolerables faltas de ortografía")).

    Oye, pues yo no veo que tiene de malo esa carrera. Es mucho mejor hacer un poco de todo, que mucho de algo que, como no te dediques a la investigación/docencia, seguramente no va a servirte de nada. Además, cuando sales de la universidad y te vas a trabajar, te das cuenta de que las profesiones no son sólo "hacer una cosa que has estudiado". Las cosas se mezclan, así como las tareas, los departamentos, etc. Es mejor saber hacer un poco de todo :3

    ResponderEliminar
  4. Hola^^

    La entrada me ha parecido interesantísima, pero he de decirte que por tu culpa ahora estoy dudando más xDDD. Quería hacer Lenguas Modernas y Traducción, o bien Criminología (no tienen nada que ver,ya lo sé xD), y ahora ya tengo otra carrera para añadir a la lista. ¿Cómo me voy a decidir? u_u
    xDD

    Dejando eso aparte, me repito: me parece una entrada muy interesante, muy útil, y una carrera genial =D

    Ciao^^

    ResponderEliminar
  5. Yo estuve asi me gustan muchas cosas. Escribir, dibujar, los idiomas, y ahora mismo ando en periodismo, luego de estudiar 1 semestre de filologia hispanica xD

    besos!

    ResponderEliminar
  6. Hey. Yo estoy estudiando eso, bueno, en realidad mi licenciatura se llama Letras Hispánicas. Estudio en la Universidad de Guadalajara (es la única Universidad de mi Estado donde la ofertan) y debo decir que la elegí porque me apasionan la literatura y también por mi interés en el español (siempre me gustó esa materia).
    Sólo un consejo: no es una carrera para ser escritores. Te puede servir de mucho pero la cosa va enfocada a la lengua, en especial la española, y a la literatura.
    Me da mucho gusto estudiar Letras Hispánicas.
    Saludos.

    ResponderEliminar