3 de abril de 2012

Puro

Un olor a podredumbre y a carne fundida irrumpió en medio del ambiente estéril del hospital

Título: Puro
Trilogía: Puro I
Autora: Julianna Baggott
Editorial: Roca
ISBN: 9788499184333
Sinopsis: Pressia apenas se acuerda de las Detonaciones y menos todavía de cómo era la vida en el Antes. En el armario donde duerme, entre los escombros de una antigua barbería, piensa en cómo el mundo se transformó en ceniza, polvo, cicatrices, quemaduras y cuerpos dañados, fundidos con objetos extraños. Están aquellos que se escaparon del Apocalipsis sin daño alguno, los Puros. Viven a salvo, dentro de la Cúpula, se siente aislado y solo. Cuando por casualidad escucha unas palabras que le indican que su madre podría continuar viva, Perdiz lo arriesga todo, incluida su vida para salir a buscarla. Y ahí es cuando se topará con Pressia...

Opinión: Nos encontramos ante una nueva novela post-apocalíptica, basada, desde mi punto de vista, en un mundo alternativo, donde el MacCartismo se convierte en norma y regla de la sociedad perfecta norteamericana poco antes de la destrucción apocalíptica del mundo. A pesar de que hay determinados detalles que hacen ver una ciencia más avanzada que la nuestra, al mismo tiempo podemos ver apartados de la ciencia en que están mucho menos avanzados (e incluso cosas que no tienen demasiado sentido... pero que aceptamos porque tampoco tenemos mucha idea de esos campos, para qué nos vamos a engañar). Bien es cierto que al ser una novela a la que ponían como "la siguiente distopía después de Los Juegos del Hambre" ya me hizo saber que de distopía iba a tener lo justo y necesario. Y eso es lo que vamos a ver, una definición de la sociedad muy ligera, donde lo que de verdad importan son las búsquedas de los personajes.

Empezamos con un cuento, una niña que se encuentra un papel en el que pone que la gente de la Cúpula les observa con benevolencia. Si eso no os hace desconfiar, yo no sé qué habréis leído. Es la típica palabra que a mí me hace desconfiar cuando me lo dan escrito en un papel y me observan desde la distancia. Ha habido un ataque nuclear, con nanomáquinas incluidas, lo que es extraño es que las nanomáquinas funcionen en mitad de un pulso electromagnético, en el que la gente ha acabado fusionada con aquello que tenían más cerca, ya fueran personas y objetos. Sí, a mí también me resultó extraño, pero sobre todo desagradable en muchos momentos, quizá porque mi imaginación es bastante activa y me permitía ver esas quemaduras (de radiación) y esas fusiones basándome en fotos que se han visto muchas veces. Y... bueno, digamos que me resultaba desagradable y duro. Y es que eso es algo que tiene la historia de Puro, una dureza muy especial tanto en su historia como en las situaciones por las que pasan los protagonistas.

Los personajes tienen algo que nos atrae hacia ellos, no es exactamente inocencia, sino una especie de fatalismo esperanzado muy extraño. En principio, parece que Pressia y Perdiz van a ser los protagonistas indiscutibles, como así es, pero luego descubres a su alrededor a personajes secundarios interesantes, como Lyda o Brandon, o Il Capitano, que realmente merecen la pena. Son personajes que hacen de la lectura algo mucho más interesante de lo que sería si solo tuviéramos a los protagonistas. Van evolucionando, tanto los secundarios como los principales y vamos descubriendo nuevas facetas dentro de unas personalidades complicadas, casi me atrevería a llamarlas enfermas, de psiquiátrico. Cosa normal, dado el  mundo post-apocalíptico en que viven, pero lo cortés no quita lo valiente, así que no puedo sino considerar cada reacción como parte de esa forma de ver la vida. Y, lo gracioso, la autora es capaz de llevarnos por esa mentalidad desde fuera sin hacernos cuestionarnos ni una sola vez si son comportamientos lógicos. Porque lo son, en la mayor parte de las ocasiones lo son. Y cuando no, hay un motivo muy claro para que actúen de esa manera. Pero, aún así, hay un aire de irrealidad, de "no me creo a estos personajes" que no puedo evitar nombrar. Como si, a pesar de la caracterización acertada, hubiera detalles que me chirrían dentro de sus personalidades. En fin, no sé expresar exactamente qué es, pero no acaban de cuadrarme.

En cuanto al estilo de la autora, me ha resultado muy gráfico. Esto tiene como parte buena que he sido capaz de verlo todo y de localizarlo todo, pero... como parte negativa, que no es un libro en el que las descripciones sean precisamente agradables. Más bien al contrario, se trata de un libro donde apenas hay descripciones que puedan considerarse agradables. Ya sé, ya sé, es lógico con el marco histórico-temporal, pero no deja de parecerme que las descripciones de esta autora en otro tipo de ambiente tienen que ser una auténtica maravilla, mientras que aquí cada vez que veía una descripción me hacía temer las imágenes que se me quedarían grabadas en el cerebro (no en la retina porque no hay dibujos, que si no...)

La trama es relativamente previsible, excepto algún pequeño detalle del que no estás enterado desde el principio, la gran mayoría de las cosas que se dicen y que suceden prácticamente siguen un guión. Aunque puede que sea que como ves la historia resulta difícil no saber cuál es el camino que van a seguir cada uno de ellos. Las sorpresas, cuando suceden, son sorpresas más bien por desconocimiento de lo que hay alrededor que porque haya una verdadera sorpresa. Por ejemplo, algo interesante es el descubrimiento de las distintas maneras de afrontar las detonaciones y la cantidad de mal que el "Retorno al Civismo" causó en la sociedad americana. Y, ¿sabéis qué es lo peor? Que tengo la impresión de que ver esa parte de la historia y ver una historia contada en ese momento podría ser también tremendamente interesante. Pero en este caso creo que hay partes bastante desaprovechadas. Momentos que pasan rápidamente sin decir mucho, pero tampoco siendo específicamente mal narrados o poco interesantes.

Una novela muy interesante a la que, desde mi punto de vista, le falta un punto más de interés (y le sobran mutaciones o imaginación por parte del lector). Claro ejemplo de la diferencia entre la literatura post-apocalíptica (momento actual) y la literatura distópica (cualquiera ambientada en el Retorno al Civismo). Y solo por eso ya merece una lectura para aprender a distinguir los dos puntos distintos.

Impresión general
Puntuaciones
Dureza: 6
Personajes: 8
Estilo: 8
Trama: 7 
Filosofía: 7

3 comentarios:

  1. Pues lo estoy esperando desde hace un par de días para leerlo, y si hay algo que me gusta de este tipo de novelas, es que sean gráficas y duras. ¡Buena reseña! ;)

    ResponderEliminar
  2. Le tengo muchas ganas a este libro, parece distinto a los demás ^^ y el hecho que sea "dura" lo mejora.
    ¡gran reseña!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Le das un 6 en dureza pero luego dices que tienes miedo de las descripciones??? jajajaja.

    Había leído por ahí que era cruda, y eso es lo que más me ha llamado la atención. Necesito realidad, aunque sea horrible, si la situación lo precisa.

    Me pone un poco triste que digas que hay temas que necesitan más desarrollo. En libros de este estilo parece que siempre falta ese "algo" más para hacerlo más creíble ¿no?

    De todos modos me lo espero leer. Es de esos que quieres probar tu mismo.

    Gracias por la reseñaca! :)

    ResponderEliminar