10 de abril de 2012

El Brujo de los Vientos

Los vientos iniciaron su andadura y dejaron a esta Hacedora con un retazo de su historia

Título: El Brujo de los Vientos
Autora: Miki Monticelli
Editorial: La Galera
ISBN: 978-84-246-3847-4
Páginas: 352
Sinopsis: Cuando Cassandra recibe la herencia de su única tía, se queda desconcertada: ¿qué se supone que debe hacer con una extraña lámpara roja, algunas prendas de ropa y un cuadro con una casa de pan de jengibre? Cassandra todavía no sabe que la lámpara es la llave para entrar, a través del cuadro, en el mundo de TantAcque, donde desde hace tiempo impera la guerra entre el poderosísimo Brujo de los Vientos y la malvada Maga del Estanque Muerto y ella es la única que puede hacer cambiar la suerte de la batalla.

Opinión: No estoy acostumbrada a este tipo de historias, pero si todas son así no tardaré mucho en aficionarme a ellas. Muchos pueden decir que es infantil pero, más allá de las típicas fábulas y/o aventuras de animales (como puede ser Aldwyn), tenemos otro tipo de historias de carácter más mágico. El brujo de los vientos me ha recordado a libros como Lísel y Po y El castillo ambulante, por su frescura y originalidad, así como por la forma de presentarte los hechos y a los personajes de una forma muy clásica. Para empezar, puedo poner como ejemplos los capítulos, que nos pueden recordar a los de Howl, o incluso a los de Donde los árboles cantan, donde nos presentan por medio de una frase lo que va a suceder en el mismo. De todas formas, al compararlo con todas estas obras me he dado cuenta de que la literatura infantil está aún más infravalorada de lo que pensaba. Y las etiquetas y las edades a las que van recomendadas también. Muchos piensan que las ilustraciones en un libro influye a esa categorización, pero que alguien me explique la diferencia entre El castillo ambulante y este. En ese sentido no veo ninguna, por lo que pienso catalogarlo en juvenil.

La historia gira en torno a Cassandra, una joven que vive una pesadilla en un internado, donde no tiene amigos y todos la repudian y culpan de todo lo que ocurre, incluidos los profesores. Sus padres están muertos y lo único que tiene es una madrastra que no quiere saber nada de ella. Pero el hecho de que no tenga nada va a cambiar cuando un día, de repente, se entera de que una tía a la que solo ha visto una vez ha muerto y se convierte en su heredera. No es que de la noche a la mañana se convierta el multimillonaria, pero desde luego su herencia va a cambiarle la vida... Aunque también hay que darle el mérito a Barahúnda, pues es quien va a "enseñarle" qué tiene que hacer con lo que acaba de adquirir. Sé que no decir mucho más sobre la trama es un poco ridículo, porque sabemos qué pasa, pero no quiero arriesgarme. Puede que por ser yo he intuido la mayoría de las cosas del libro y no quiero dar por hecho que vosotros también lo haréis, pero quiero que sepáis que aunque las veía venir no me ha molestado en absoluto. Puede que sea porque me he tomado esta historia como un cuento muy bonito, de la cual solo podía disfrutar sin buscar ni querer nada más (aunque mentiría si dijera que se me han quedado cortas algunas escenas).

Una de las cosas que más me han gustado han sido sus personajes principales. Tanto Cassandra como Barahúnda son personajes físicamente feos. De ahí que las ilustraciones se adecuen a esa representación. No es que los dibujos sean malos, ni que estén mal, es que los personajes son así. Y me ha gustado porque lo hace más real, dentro de lo que cabe. Siempre con personajes guapos y resplandecientes. Pues no. Aquí el chico tiene el pelo azul, los ojos blancos y la cara llena de cicatrices. Y ella es una tabla de planchar con dos palos por piernas y llena de pecas. Y los dos son geniales y hacen una pareja fantástica por su mera personalidad. ¡Fuera superficialidades y más fijarse en lo que verdaderamente importa! Barahúnda es bastante mordaz y sarcástico, símbolo inequívoco de alguien que se protege contra los ataques externos para que no puedan herirle, pero que le da, irremediablemente, un toque encantador. Cassandra por su parte es muy inocente e ingenua, pero también imaginativa y con un gran valor y buen corazón. Una pareja, como ya digo, bastante monosa.

Por otra parte, quiero comentar el tema de las ilustraciones. Aunque es un libro que no necesita de ellas para disfrutarlo, siempre es agradable encontrarse con algunas. Sin embargo, me gustan que las ilustraciones reflejen fielmente lo que está expresando el texto, y no una adaptación. De ese modo hay algunas veces en las que me ha molestado ver que la escena no es exacta y que, por ejemplo, Saltapincho esté por ahí revoloteando en lugar de en los brazos de Cassandra, o cosas así. Lo que sí me ha gustado mucho es la ilustración del final, la que viene a color. No representa una escena del libro, sino del futuro que no está escrito y verlo tras haberte quedado con las ganas de seguir leyendo y querer ver qué va a pasar más detalladamente me ha hecho esbozar una sonrisa. Con esa mera ilustración me ha transmitido que me aguante, básicamente. Que el final como tal es perfecto y que si quiero más me lo imagine. Por eso me ha hecho sonreír. Me ha hecho parecer más joven.

El resto de personajes, así como la trama y todas las aventuras y descubrimientos que vive Cassandra tendréis que descubrirlos vosotros mismos, pero si os gustaron las aventuras de Howl, yo creo que este libro también os gustará. El estilo no es como el de Diana, pero tampoco se aleja mucho. La narración es, como ya he mencionado, similar a la de un cuento, muy fácil de seguir y de adentrarte a la historia como una niña pequeña. Aunque tengo una pequeña pega que ponerle y son los tacos que sueltan en los diálogos. Me han resultado un poquito-bastante forzados y nada naturales, pero no sé si es por el italiano o por la traducción, o porque en un libro infantil unos tacos como deben ser están mal vistos. De todas formas, las conversaciones es algo por lo que destaca esta novela, así como por el ligero humor que desprenden (que suele ser ocasionado por el sarcasmo antes mencionado).

De todas formas debo mencionar, por último lugar, que la edición, más allá de las ilustraciones, es preciosa con todos los motivos en las páginas, en los inicios de capítulo y en el lugar donde marca la página en la que te encuentras. Un libro para que los pequeños disfruten y para que los mayores vuelvan a sentirse pequeños y, por ende, disfruten también.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8.5
Estilo: 7.5
Trama: 8
Magia: 7
Diseño: 8.5

13 comentarios:

  1. No me llamaba la atención, pero esta es la tercera o cuarta reseña que leo que lo pone así de bien, y me está empezando a llamar cada vez más *_*
    Probablemente acabe leyendolo xD
    Gracias por la reseña! ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Lo pedí a La Galera porque me llamaba la atención. Espero leerlo pronto que el pobre está esperando a llamarme desde la estantería jaja.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan este tipo de historias, el Castillo ambulante es de mis preferido, tengo pendiente el de Dónde los árboles cantan, así que me lo compro seguro, me gustó la reseña:)
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. A veces estos libros llenos de magia vienen muy bien ^^
    Al final con tanta reseña buena me voy a animar a leerlo :)
    Gracias por la reseña, un beso!

    ResponderEliminar
  5. me llama mucho, la verdad, a ver si me animo ^^

    ResponderEliminar
  6. Creo que me gustará y la edición es super bonita! ^^

    ResponderEliminar
  7. A mi me ha parecido un libro muy ameno y mi personaje favorito desde el principio fue Barahúnda, a Cassandra la veo un poco ingenua y por eso no me ha llegado a encantar.

    En mi opinión, el libro va orientado a un público infantil y juvenil, siendo del género fantasía. Con lo cual, cualquier persona que le guste dicho género puede disfrutarlo independientemente de la edad.

    La edición es una monada y a mi las ilustraciones me encantaron ^^

    ResponderEliminar
  8. Por fin he encontrado un momento para poder leer este libro, que después de que lo comparases con Howl me había picado la curiosidad. Tengo que decir que he tardado más de lo que me esperaba, pero porque lo he ido disfrutando, en una vuelta a las raíces de la fantasía como cuento. Estoy de acuerdo en todo lo que has dicho. Especialmente en cuanto a que la pareja es especial precisamente porque, por fin, unos personajes que no son precisamente hermosos, aunque sí llamen la atención, consiguen formar una pareja divertida y creativa. Y desde luego, monísimos ambos tanto por separado como en pareja.

    ResponderEliminar
  9. Soy Mari Celi, Cheli para muchos( gracias a un maestro de musica k decia k mi nombre en italiano es Mari Cheli, y mis amigas empezaron a llamarme Cheli)
    Yo ya he leido el libro, me ha encantado, ¿alguien a parte de mi ha notado cierto amorcito entre los dos protagonistas? Ojala k haya una segunda parte, o incluso unaa saga completa, como he dicho me ha encantado.


    Besos

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Lo leí en una tarde porque era sencillo, entretenido y engancha facilmente. Y me ha enamorado. Fue empezar el libro y pensar irremediablemente en El castillo ambulante. Desde las primeras páginas para mí tuvo un sabor muy parecido a esa historia, y me gustó tanto como ese primer libro de las aventuras de Howl. No era solo el estilo, el mundo y la construcción de los personajes…no sé el qué, pero el libro tiene esa misma magia que El castillo ambulante tuvo para mí (y me refiero a ese libro en concreto, los siguientes, para mi gusto perdían un poco esa sensación)

    Los personajes son maravillosos y cumplen precisamente el papel que tienen, los secundarios son secundarios sin pretender ser mucho más (destacan los que tienen que destacar y en el momento necesario) y los protagonistas se comen el papel totalmente. Barahúnda y Cassandra son personajes muy reales con los que es fácil para el lector (al menos para esta lectora de aquí) identificarse. Están muy bien construidos y tienen corazón. Se empatiza con ellos y se les quiere tanto por sus virtudes como por sus defectos. ¿Y quién no quiere un Saltapincho de mascota?

    Y qué decir de la edición del libro >//< ¡Es una delicia para los ojos! El pequeño Saltapincho enmarcando las páginas, las ilustraciones de escenas, y sobre todo las ilustraciones del interior de las tapas ¡me han encantado! Aunque no concuerdo contigo en que las ilustraciones sean fieles a la descripción de Cassandra y Barahúnda. Me explico. Los personajes son físicamente feos, sí, pero yo no veo esa fealdad en las ilustraciones, al contrario Cassandra me parece preciosa en ambas ilustraciones (Barahúnda, quizá, se me ajuste más a esa fealdad a la que nos referimos en la portada solamente). Quizá sea una cuestión de percepción, no sé xD. Y curiosamente, mientras leía el libro y miraba las ilustraciones, estuve un rato divagando sobre las cicatrices y la reacción ante ellas y su aceptación… En eso debo decir que me hizo reflexionar.

    Y sin ninguna duda, de toda la reseña me quedo con el párrafo donde explicas tus sentimientos ante la ilustración final. Creo que no podría haberse explicado mejor la sensación que produce. El final es perfecto, justo cómo debía ser y añadirle algo más quizá rompería gran parte del encanto que tiene la obra.

    En definitiva gran libro, gran reseña y gran duda de por qué he tardado tanto en leerlo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías empezar a hacerme caso en recomendaciones... Estoy por hacerte un barómetro y marcarte en rojo a punto de explotar las más urgentes xD

      Eliminar
    2. ¡Venga! Que así sea xD ¡Quiero ese barómetro!
      Sabes que es qué me gusta dejar reposar tus recomendaciones... así luego siempre te dejo en buen lugar :P Pero tienes razón, debería empezar a hacerte más caso.

      Eliminar