25 de abril de 2012

El beso del Arcángel

Plumas multicolor y la aceptación de una nueva vida. ¿Quién ha dicho que fuera a ser fácil?

Título: El beso del Arcángel
Título original: Arcangels' Kiss
Saga: El Gremio de los Cazadores II
Autora: Nalini Singh
Editorial: DeBolsillo
Género: Romántica +18
ISBN: 9788499089126
Sinopsis (spoilers del 1º): La cazavampiros Elena Deveraux despierta después de pasar un año en coma y descubre que ha cambiado —es un ángel con alas del color de la medianoche y del amanecer— pero su frágil cuerpo necesita tiempo para sanar antes de poder luchar. Su amante, el impresionante y peligroso arcángel Raphael, está acostumbrado a tener el control, incluso cuando se refiere a la mujer a la que considera suya. Pero a Elena nunca le ha gustado demasiado que le den órdenes…
Apenas han empezado a entenderse cuando Rapahel recibe una invitación para un baile celebrado por el arcángel Lijuan. Negarse sería un letal signo de debilidad, de modo que Raphael debe preparar a Elena para el vuelo a Pequín… y para la pesadilla que les aguarda allí. Antigua y sin conciencia, Lijuan posee un poder que radica en la muerte. Y ha organizado el recibimiento más perfecto y atroz para Elena…

Opinión: Bueno, pues al final tenía razón. Como ya dije en la reseña de El ángel caído, la historia continua por donde me imaginaba. Al ser este libro continuación del ya mencionado puede que tenga que spoilear cosas del primero, pero no de este, no os preocupéis. Sin embargo, si no habéis leído aún nada de la saga de El Gremio de Cazadores, absteneos de seguir leyendo, pues es irremediable contar cosas que pasaron en el libro anterior (espero que no hayáis leído la sinopsis...).

Como decía, el libro ha seguido el cauce que pensaba, desvelando en este libro el pasado completo (o al menos el traumático) de Elena, conociendo con exactitud el motivo de sus pesadillas. El de Rafael no ha salido por completo a la luz (se ha abierto aún más el misterio, si es posible), pero también conocemos un poco más de sus padres. Esto quiere decir que la relación entre ambos ha avanzado considerablemente y ya se tienen la confianza necesaria como para abrir un poco sus corazones y cercenar su relación... Aunque Elena aún esté muy débil por la Conversión y casi nadie la toma en serio, ni más allá de un mero juguete. Precisamente por eso, y tras un año en coma, Rafael se aguanta las ganas durante medio libro porque necesita que su cazadora esté en plena forma para... satisfacer sus necesidades. Y ella, para no hacerlo esperar (y dejar de someterse a sus torturas porque también ella está desesperada) se entrena con los Siete para fortalecer sus músculos y aprender a utilizar sus nuevas alas. Esto quiere decir que la tensión sexual en este libro es mucho, pero mucho mayor que en el anterior y la tortura y la seducción está a la orden del día entre estos dos.

Sin embargo, también está presente la tortura en otro sentido menos agradable, pues sigue habiendo muchas batallas y guerrillas internas (entre los arcángeles, quiero decir), aún a pesar de haber matado a Uram en el libro anterior. Precisamente por eso hay un hueco vacío en la Cátedra y muchos ángeles aspiran a ocuparlo y ostentar el poder que eso supone. Pero si fuera solo eso... además, y no es de extrañar, también atentan contra la vida de la recién creada, y los enemigos de Elena son muchos para empezar a ver hasta dónde llega la conspiración. Para rematar la ecuación, Lijuan, la arcángel más antigua, ha puesto sus ojos en ella y siente un interés que va más allá de lo normal. Como ya vimos al final de El ángel caído, Rafael mantenía serías sospechas de que ella no fuera la siguiente en involucionar como Uram... y ya veremos a dónde le llevan sus teorías.

En este libro también terminaremos de conocer a los Siete y ver que son siete especímenes muy notables. Sin embargo me sigo quedando con Illium... me encantan sus colores y me encanta él en su totalidad. Por si no lo había mencionado, una de las peculiares características de los ángeles, es que cada uno tiene una tonalidad única y especial en sus plumas... por no hablar del polvo que desprenden cuando... En fin, un detalle muy curioso. Y hablando de los ángeles en sí... Me pregunto si tanta crueldad y tanta sangre se debe precisamente a este hecho. Quiero decir, como seres inhumanos que son, seres inmortales que, en fin, son otra especie completamente diferente, ese carácter tan frío y cruel es su sello, y lo que les caracteriza. Me pregunto si manteniendo ese carácter siempre presente es como pretende la autora mantener la coherencia de esos seres sobrenaturales. De momento lo lleva bastante bien.

En definitiva, seguimos con la historia de Elena y Rafael y de cómo ella va a adaptarse a su nueva vida al lado del arcángel más sexy y torrencial mientras mantiene firme su personalidad sin dejar amilanarse ante nadie. Dagas y pistolas en mano, esta cazadora sigue con sus habilidades al pie del cañón sumadas al nuevo hecho de ser inmortal. Esto significa que nos quedan muchas aventuras de ella para rato, como podremos comprobar en la siguiente entrega de la saga: La dama del Arcángel.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Amor: 8.25
Trama: 7.5
Sexo: 8
Estilo: 9

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada