22 de enero de 2012

Su único deseo

Escuchó el hacedor hablar de una época y un lugar lejanos y exóticos. 


Título: Su único deseo
Autora: Gaelen Foley
Saga: Spice I
Páginas: 384
Sinopsis: Ian Prescott, un viejo amigo de los Knight, acaba de llegar a la India en una importante misión diplomática. Mientras se dirige hacia la mansión de los Knight, le distrae una bella joven inglesa que resultará ser su anfitriona, Georgiana Knight, una mujer independiente que se prometió a sí misma no caer rendida jamás ante un hombre.


Opinión: Supongo que os extrañará encontraros con una reseña de este género a mis manos, pero qué os puedo decir, lo cierto es que me gusta leer todo tipo de libros. Da una objetividad difícilmente alcanzable de otro modo. En este caso, además, tenía una cierta curiosidad, dado la época tan interesante en que se sitúa esta historia, en mitad de la colonización inglesa de la India. Ya que apenas tengo conocimientos históricos sobre esa parte de la historia, ha sido un acercamiento distinto al que me viene cuando es parte de la historia que sí conozco bien. Lo primero que tengo que decir sobre el libro es que tiene dos partes bien diferenciadas, que dividen además el libro en dos perfectamente, tanto en trama como en espacio. Lo segundo, que tiene una buena traducción, aunque a veces sea un tanto basta (no la traducción, sino el lenguaje utilizado)

Los personajes están bastante conseguidos, si bien es cierto que los únicos personajes importantes de la obra son los dos protagonistas, no pierden su sentido en ningún momento y se ve una clara evolución en ambos, si bien es cierto que una evolución un tanto cliché, pero evolución. Por otro lado, tengo que romper una lanza en favor de los secundarios, empezando por el adorable Matthew, que, si bien tardamos en conocerle, pronto se convierte en el recipiente de un cariño que el resto de personajes no consigue, como Firoz, este por otros motivos completamente distintos también despierta sentimientos y nos descubre parte de la intrincada mentalidad de aquella época y lugar. Por otro lado, el resto de secundarios resulta más bien ser un decorado para la historia que tener una profundidad real. Si bien es cierto que, de una manera sencilla, nos dejan ver cómo se amoldan correctamente a los cánones marcados por la época y la situación. Por otro lado, los que tienen algún papel más importante en la historia sí consiguen captar al atención de los lectores de una manera adecuada, así que se merece bastante mérito que, teniendo a los dos protagonistas que tiene la historia, el resto consigan algo de fuerza. 

La trama en sí está dividida en dos partes bien diferenciadas. Por un lado tenemos la primera mitad de la historia. En esta mitad nos encontramos ante una novela más bien de aventuras, si bien es cierto que nos dejan entrever que nos encontramos en el género romántico, no se decanta de una manera excesiva hacia allí, casi hasta el final de esta primera parte. Luego ya no podemos negar la evidencia y es que se trata de un libro en que rápidamente sube la temperatura y hay arrumacos y escenas subidas de tono por doquier, siendo además un tanto bastas en algunos momentos, pero muy bien llevadas en el plano emocional. Por otro lado, al ser una novela romántica adulta, no sé qué otra cosa podía esperar el que lo leyese que el ver escenas de este estilo en algún momento. De hecho, me extrañó que tardara tanto en aparecer.  En cualquier caso, las escenas de cama están bien introducidas en la trama, quizá quitando la primera, y no se hace para nada como si rompiera el ritmo para introducirlas. La segunda parte de la trama es más sosegada, más centrada en emociones, secretos, sociedad y demás. De esta manera, tenemos un título bastante equilibrado, y que puede llegar a sorprendernos con los giros que da la trama y las distintas perspectivas que vemos de los personajes.

En cuanto al estilo, hay que reconocerle a la autora una auténtica maestría de las descripciones, puesto que son vívidas y nos resulta fácil comprender el ambiente en el que se mueven, si bien es cierto que he echado de menos alguna descripción más en la segunda parte de la novela, mucho más introspectiva y por tanto menos dada a darnos muestra del mundo exterior que les rodea. Por otro lado, la acción transcurre de una manera muy adecuada, aunque en algunas ocasiones resulta enrevesada o lenta, en general consigue mantener un ritmo que acerca al lector a la acción y se la muestra con sencillez.

En definitiva, se trata de un muy buen libro dentro del género, pero no es precisamente por su originalidad, sino por su saber hacer con todos los clichés que hay del género romántico. Y sí, las descripciones son geniales, pero parece como si se hubiera cansado o esperase que de la segunda parte no fueran necesarias, aunque se recrea en la descripción de las escenas de cama, la verdad.


Impresión general
Puntuaciones
Trama: 8
Personajes: 7
Historicidad: 7
Estilo: 7
Emotividad: 8

2 comentarios:

  1. Lo único que no me gusta a mí de las novelas románticas es lo específica que son en las escenas de sexo. Se me hacen muy pesadas >__<

    ResponderEliminar
  2. Llevo un tiempo con antojos de este género (por eso ahora estoy leyendo Cuatro Novias).
    Y este pinta bastante bien, aunque sea un poco cliché la evoluci´n de los personajes y lo del lenguaje basto (me he quedado un poco o.O)
    Gracias por la reseña!
    Besitos!

    ResponderEliminar