18 de noviembre de 2011

Blood Magic

Escuchó el hacedor hablar de una magia nueva y poderosa que se encuentra en un pueblecito americano. 

Título: Blood Magic
Autora: Tessa Graton
Editorial: Montena
Páginas: 432
Saga: Los Diarios de la Sangre I
Sinopsis:  Es imposible saber quién eres hasta que pasas un tiempo a solas en un cementerio. Para Silla Kennicot y Nick Pardee, el camposanto es el centro del universo.
Él vive enfadado con el mundo porque se ha visto obligado («mi madre se había trasladado a Arizona y fingía que yo no existía») a regresar a la ciudad en la que creció: Yaleylah, en Misuri.
Ella vive desnortada desde la muerte (¿Asesinato? ¿Suicidio? ¿Asesinato y suicidio?) de sus padres. Hasta que llega a sus manos un extraño libro que le envía un desconocido que firma «El Diácono».
«Tu padre —escribe— era un hechicero y un sanador con un maravilloso talento.» Y ahí está la prueba: líneas y líneas, diagramas, círculos dentro de círculos salpicados de letras griegas, runas, pictogramas… Son hechizos mágicos para localizar objetos, predecir el futuro o sanar males. La sal encabeza todas las listas de ingredientes, que incluyen sin excepción una gota de sangre.



Opinión: Nos encontramos ante un libro que captará con facilidad a los lectores, tanto por el estilo de escritura como por cómo están tratados los temas habituales en este tipo de novelas. Tendremos amor, un malvado peligroso y mucho, mucho misterio. Personalmente, ha sido una grata sorpresa dentro del género al que pertenece, lo cual me hace desear que pronto tengamos en nuestras manos las continuaciones. Aunque sobre esto hablaré más adelante.

Por ahora, vamos a hablar del estilo en el que está narrado. Nos encontramos con tres narradores distintos, cercano al estilo de Cielo Rojo, pero al mismo tiempo, dos de ellos tienen cada vez que empiezan a hablar su nombre puesto, lo que me ha recordado a Bartimeo. Pero acercándonos más al tipo de obra de la que estamos hablando y salvando las distancias, me ha recordado a Caleb + Kate. Los personajes están muy bien caracterizados, si bien es cierto que se centra mucho en los protagonistas y apenas deja lugar a nadie más (y aún así, Eric, Lilith y Reese probablemente asombren a los lectores). Por otro lado, las partes que no narran ninguno de los dos me han resultado poco verosímiles, yo hubiera introducido algunos cambios "temporales" en el lenguaje, para que resultase un tanto mejor. Pero vamos, que tampoco están nada mal, simplemente me resultan.. poco creíbles. En fin, un solo fallito, junto a dos especialmente visibles en cuanto a la traducción (un cambio de "hubiera" por "habría" y una frase que no tiene sentido en castellano, pero sí en inglés) que no empañan un conjunto muy interesante y sin duda sobresaliente.

Los personajes, como ya he dicho, están muy bien caracterizados. Son dos los protagonistas esenciales: Nicholas y Drusilla. Cada vez que veía este último nombre, o el apócope, no dejaba de pensar en lo malvado que tenía que ser el padre para ponerle ese nombre. Primero, porque a mí me recuerda a la chiflada vampiresa de Buffy (sí, siempre preferiré el término vampiresa por encima del de vampira, mucho menos glamuroso, y reservado a las de Crepúsculo y similares) y segundo porque el apócope "Silla" en castellano es de todo menos bonito. Nicholas, por supuesto acortado para todos menos para su adorada, se acorta en Nick. Este es un chico bastante especialito, claro que su amada tampoco lo es menos, y pronto en el libro descubrimos por qué son especiales. Una cosa que se muestra muy bien en la novela son los estados psicológicos de ambos, y sus sentimientos nos aparecen transparentes gracias a una utilización de las descripciones y de los momentos de "acción" muy bien orquestada. Los secundarios nos sacarán tanto sonrisas como momentos de tensión, siendo la relación dentro de la familia de Silla la que más nos conmoverá, y nos interesará ya que será el centro de toda la obra.

La trama empieza con un subidón, para luego descender lentamente el ritmo hasta muy cerca del punto final en el que vuelve a acelerar. Se agradece este ritmo porque así nos da tiempo a conocer a los personajes y sus motivaciones con mucha profundidad, aunque probablemente haya personas a las que les parezca que se ha forzado esa lentitud. Personalmente, me parece que justamente va dando información en cada capítulo, a veces sobre el misterio sobre el que se construye la trama, a veces sobre la relación entre los personajes, pero nunca deja un capítulo realmente vacío. Sí, es cierto que hay momentos en los que casi echas de menos que suba un poco el ritmo, pero es un juego del autor para que el lector se mantenga atento a todo lo que sucede, pues, aunque el esquema general es el que he dicho al principio, luego hay pequeños momentos de tensión a lo largo del libro que solo se explican casi al final. La idea inicial de la trama parte de ver a Silla tanteando con un libro que le ha enviado un amigo de sus padres, en el que hay muchos hechizos, y a Nick saliendo de casa en dirección al cementerio en el que se encuentra Silla. A partir de ahí, nos encontraremos con que Nicholas se ha enamorado, o bueno, está interesado al principio debido a que él tiene recuerdos de su madre utilizando la magia, y de ahí surgirá una aventura para descubrir de dónde surge esa magia y quién está detrás de los extraños sucesos que ocurrieron hace poco en la vida de Silla.

En definitiva, un libro muy interesante con capacidad de sorprender a los lectores, con una historia de amor que, aunque típica, está narrada con maestría en su evolución. Unos misterios interesantísimos que mantienen al lector en vilo en todo momento y unos personajes carismáticos consiguen que este libro se sitúe entre lo mejor dentro del género romántico paranormal juvenil en mucho tiempo.

Impresión general
Puntuaciones
Magia: 9
Personajes: 9
Estilo: 8
Descripciones: 8
Coherencia: 9

6 comentarios:

  1. Ohhh! Me alegro de que te haya gustado tanto. Ahora le tengo más ganotas *_* Me gusta que los personajes estén muy bien caracterizados y que el amor a pesar de ser típico, no aburre :)

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Vaya pedazo de reseña que me has dejado loca por ir a la librería más cercana y comprármelo O.o

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ay, Khardan, y ahora qué hacemos si no tenemos el libro a mano, eh? ;o)
    Genial reseña.
    Me encanta el nombre de Drusilla, y es justo porque lo asocio a vampiras. No puedo usar vampiresa, lo siento, me suena a ninfómana XD.
    Yo creo que podrían haber arreglado el nombrecito quitando una ele, dejándolo en Sila, así sonaría como en inglés y no como un mueble cualquiera O_O
    Besotes mágicos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Tan bueno es el libro? O.O No me lo esperaba para nada, para qué mentirte. Acaba de entrar de cabeza en mi wishlist xD.

    PD: ¿En serio la llaman Silla? Supongo que Dru les parecería demasiado copia a Buffy xDD

    ResponderEliminar
  5. @Babel Tengo que reconocer que no hubiese quedado mal la solución (si dijeran que se apocopa en Sila) pero el nombre al ser latino (del Latín) tenía que ser Drusilla y por tanto quedaría raro que la l desapareciera.

    @Mike Yo no me lo esperaba tampoco, tengo que reconocerlo, pero sí, es muy bueno. Y sí, debe ser eso xD Pero hubiese quedado mejor, la verdad xD Silla... me parece un mal nombre en España.

    ResponderEliminar
  6. Pues si antes ya lo queria, despues de leer tu reseña tengo que leerlo si o si XDD

    ResponderEliminar