19 de septiembre de 2011

La vieja guardia

Escuchó el hacedor hablar de una oferta irresistible, la vuelta a la juventud. 

Título: La vieja guardia
Autor: John Scalzi
Editorial: Minotauro
Saga: La vieja guardia (Libro I)
Páginas: 297
Sinopsis: Divertida, desenfadada y fresca. Combina magistralmente los motivos tradicionales de la academia militar y la guerra del espacio con un tratamiento del sexo abundante y absolutamente desinhibido. Tras haber vivido una vida relativamente tranquila en la Tierra y el mismo día en que cumplen setenta y cinco años, 1.022 ancianos se enrolan en las Fuerzas de Defensa Coloniales, el ejército que lucha por la supervivencia de la humanidad en el universo.
La vida en la Tierra transcurre sin demasiados contratiempos. Sin embargo, en el universo se está librando una guerra sin cuartel por los últimos planetas todavía deshabitados de la galaxia. El ejército que defiende la causa de la humanidad está formado por ancianos. Ancianos a los que se les da el cuerpo de un joven de veinte años.

Opinión: Os dije en la reseña del Sueño del Androide que tenía un humor especial. Lo cierto es que en este libro hay más humor que en el anterior, o quizá sea que como ya me he leído algún libro de Scalzi soy más capaz de reconocer su humor, irónico e hiriente hacia la actualidad. Digamos que hay un turning point en el libro bien marcado. Y aun así podemos ver puntos de humor pasado eso.

La trama es muy interesante. Digamos que trata de un futuro en el que la humanidad está en guerra con la mayoría del universo y hay una especie de cuerpo político, las Fuerzas de Defensa Colonial, que dice quién puede ir y quién no puede ir al espacio a vivir. Generalmente cogen colonos de zonas del tercer mundo porque están más "preparados" para la rigurosidad de las colonias. Por otro lado, tenemos a los americanos, que siguen formando parte del primer mundo (de hecho, derrotaron de manera absoluta usando armas nucleares a los indios) y por tanto no elegibles para irse a las colonias. Este es un tema bastante común cuando en la ciencia-ficción trata de la colonización espacial. Las preguntas de "¿Quién va? ¿Cómo es la relación con la Tierra?" suelen ser centrales en este tema. Aquí las responden rápidamente, y además las justifica, lo que no es tan común. En fin, el caso es que los americanos no son elegibles para largarse de la Tierra hasta los setenta y cinco años. Entonces entran a formar parte de la armada colonial. Y todos, o prácticamente todos, deciden ir. Porque lo contrario sería morir y sufrir la ancianidad. Eso también lo explican claramente. Una cosa que gustará a algunos y no tanto a otros es que, sin caer en monólogos inútiles y aburridos, tendremos diálogos en los que se explica claramente cada una de las tesis que mantienen tanto los personajes que nos encontramos, como los contrarios. Algo bastante distinto a las especies extraterrestres que generalmente nos presentaban en la ciencia-ficción, aquí todos están en formato "Última Frontera" sin la menor intención de formar una confederación, ni nada de ese estilo. Ciertamente, es una perspectiva, no tan novedosa como podría parecer, porque siempre ha habido especies "hostiles", pero los consu son una verdadera sorpresa para el lector. Nos muestran muchas cosas acerca de lo que realmente significa ser humano.

Como podéis ver, la trama está bien construida y tiene sorpresas cada cierto tiempo, pero no es lo único importante. Realmente importante son las distintas preguntas que surgen en el camino del protagonista y de sus compañeros. Así como los distintos sucesos que conforman el universo de una manera bastante clara. Nos muestran fácilmente todo el universo, y el lugar de la humanidad, siempre desde el punto de vista de los humanos. Eso sí, el universo es un lugar extraño y hay muchas cosas que la humanidad aún desconoce así que os sorprenderéis más a menudo de lo que esperaríais. Algo muy importante es que, aunque no se trata de una novela que se categorice dentro de la literatura juvenil, puede ser perfectamente disfrutada por gente joven, de hecho, yo casi diría que hay mucho del mensaje que está dirigido explícitamente hacia ellos. Eso sí, que no se esperen ni una novela de acción pura y dura, ni tampoco batallitas espaciales, ni amorcito... Es una novela que hace pensar al lector, sea joven o no. Y muestra las miserias de la guerra en toda su grandeza. Incluyendo una no demasiado sutil referencia a los fanáticos religiosos.

Los personajes son muy interesantes, porque son capaces de hacerte ver al mentalidad de alguien de setenta y cinco años, y, más adelante la de los soldados. No es algo simple ser capaz de hacer esa transición, pero funciona excelentemente. Y de hecho, conforme va a avanzando la historia seguimos viendo a los mismos personajes enfrentados a situaciones que normalmente les superarían y sus formas de superarlo. El protagonista indiscutible, que es al mismo tiempo la voz del narrador, es un personaje perfectamente creado, sobre todo capaz de hacer empatizar al lector con su punto de vista, aunque normalmente no comulguemos con él. Hay una ligerísima historia de amor, que además se convierte en un punto importante dentro de la psique del personaje, pero sin acercarse en ningún momento a la novela romántica.

Por otro lado, el estilo con el que está escrito es parco en detalles, buscando el apoyo del lector para completar las descripciones. En este caso, y digo en este caso porque normalmente no me gusta cuando hacen trabajar al lector en crear las descripciones que el autor es demasiado vago para completar, me gusta el efecto creado, porque en vez de ser un trabajo es un apoyo. De esta manera, si uno es un fan de Star Wars puede fácilmente crearse las especies alienígenas a semejanza de las vistas en esa serie, mientras que los espacios y las zonas están claramente descritas para no llevarse a engaño y hacer de esta novela un Star Wars con viejos. Es decir, faltan descripciones de las especies con las que se encuentra, que son descritas a grandes rasgos, dejando parte a la imaginación. Mientras que las descripciones de los lugares en los que transcurren los hechos funcionan perfectamente y son bastante completas. Eso sí, las partes de narración tienen un ritmo trepidante con el nivel justo del narrador introduciéndose en los hechos para mantener el interés y usar el alivio cómico en los momentos necesarios. Eso sí, hay escenas que son muy gráficas. ¿Habéis visto alguna vez Starship Troopers, la película de Verhoeven? Muy bien, pues así son las escenas.

En definitiva, un libro muy interesante, que, siendo una space opera en su mayor parte, intenta por todos los medios concienciar al lector de las miserias de la guerra. Y de una verdad que en la mayoría de las novelas de ciencia ficción de este estilo se mantiene. Incluida el juego de Ender. Si hay que elegir entre la supervivencia y el progreso de la humanidad o el de otros, el ser humano siempre elegirá avanzar él. Muy mal tienen que ponerse las cosas para que nuestro orgullo nos haga ver que es mejor la unión a la destrucción mutua.



Impresión general
Puntuaciones
Filosofía: 9
Estilo: 8
Personajes:9
Humor: 8
Trama: 9

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada