1 de septiembre de 2011

Juego de Tronos

Escuchó el hacedor cómo la rueda volvía a girar y personajes de todo tipo volvían a encontrarse. Un ciervo, un lobo y un león se disputaban el trono, mientras el dragón de lejos preparaba su llegada. 

Título: Juego de Tronos
Título Inglés: A Game of Thrones
Autor: George R.R. Martin
Editorial: Gigamesh
Páginas: 835
Sinopsis: Tras el largo verano, el invierno se acerca a los Siete Reinos. Lord Eddard Stark, señor de Invernalia, deja sus dominios para unirse a la corte del rey Robert Baratheon el Usurpador, hombre díscolo y otrora guerrero audaz cuyas mayores aficiones son comer, beber y engendrar bastardos. Eddard Stark desempeñará el cargo de Mano del Rey e intentará desentrañar una maraña de intrigas que pondrá en peligro su vida... y la de los suyos. En un mundo cuyas estaciones duran décadas y en el que retazos de una magia inmemorial y olvidada surgen en los rincones más sombrios y maravillosos, la traición y la lealtad, la compasión y la sed de venganza, el amor y el poder hacen del juego de tronos una poderosa trampa que atrapa en sus fauces a los personajes... y al lector.

Opinión: La Saga de Fantasía Épica del momento. Una saga que he empezado tres veces con esta (cada vez consiguiendo avanzar un libro más... aunque en esta ocasión tengo planteado leerme hasta el quinto, a un ritmo mayor de la escritura de Martin). No, no es que se me hiciera pesado (que también a veces) sino que se trata del tipo de libros que tienes como "segunda lectura" mientras estás leyéndote otros. ¿Por qué? os preguntaréis. Básicamente, porque cada veinte páginas tienes que recapacitar sobre todo lo que ha sucedido. Sí, es un libro con un estilo... no voy a decir ligero, porque pesa el libro lo suyo, pero sí puedo decir rápido. Todo sucede muy rápido, lo que lleva a que tengas esos momentos de "Espérate un momento que recapacite y vuelva a enterarme de las cosas que suceden". En un sentido bueno, que conste. Estos libros requieren del lector un interés y una voluntad para alcanzar a los personajes.

Y qué personajes, por el Santo Job, no dejan de sufrir la crueldad del mundo, y eso que son la gente importante. A los poco importantes... bueno, a veces solo son una nota a pie de página, a veces ni eso. Pero como son poco importantes y esto trata de la épica de unos personajes que se enfrentan a situaciones realmente duras y muy cercanas a las guerras de dinastías que hubo en Inglaterra (donde los caballeros no eran paladines, sino auténticos soldados, pese a lo que nos quieran hacer creer). Dicho esto, tengo que decir que pocas veces he visto menos "cuidados" a unos personajes. A ver, que nos entendamos, los personajes están muy cuidados en el sentido literario del término. Su descripción, su personalidad, incluso sus pequeños defectos (como el irritante en ocasiones honor de los Stark, o lo absolutamente estúpida que es Sansa casi hasta el final) se mantienen y dan coherencia a unos personajes que evolucionan con los sucesos que acaecen durante el libro. Pero no les "cuida" en el sentido de mantener a nadie sin pasar por penurias. La vida es dura, pero si fueras un personaje de Juego de Tronos sabrías que no solo es dura, sino que es una auténtica hija de puta traidora que te robará el dinero mientras te apuñala varias veces. Y luego escupirá y se reirá al irse. Y creo que estoy siendo suave al respecto. Lo peor del libro es cuando desaparecen personajes de los que quieres saber más (esa Arya.... ) y todos los capítulos siguientes estás esperando, ansiando, que vuelvan a aparecer. Justo cuando ya crees que no vas a volver a verles, puf, capítulo suyo. Que te deja con ganas de más, claro está.

Y es que el estilo es un estilo que tiene un doble filo muy peligroso. Por un lado, el hecho de ir cambiando de punto de vista en cada capítulo (incluso alternando puntos de vista muy cercanos, o pasando de "buenos" a "malos") le da una agilidad y hace que el lector esté siempre atento a toda la historia y a todas las ramificaciones. Pero claro, tiene como punto negativo que a veces el protagonista te puede caer bien, y todo rodado, aunque sucedan desgracias... y otras en las que te sientes como un sádico leyendo un capítulo en el que no dejan de sucederle desgracias al personaje que te cae mal. Un estilo depurado, claro y muy, muy directo, con un grado de miembros colgando, no excesivo, pero si realista. Y es que eso es algo muy importante, no endulzan absolutamente nada, ni las relaciones sexuales, ni las muertes, ni las torturas. Absolutamente nada. Con esto quiero decir que, sí, es fantasía, pero en ningún caso se puede considerar juvenil. Y si alguien piensa lo contrario... que se lo relea... unas cuantas veces. Y que vaya al psicólogo por dios.

En fin, como ya he dicho al hablar de los personajes, es un mundo donde la vida es dura, pero donde también hay belleza. Una belleza que sin duda encuentra su reflejo en la belleza con la que todas las tramas se van entrelazando y no dejando ni un solo hilo libre. Todo forma parte de un tapiz, y al mismo tiempo se cumple la rueda de los ciclos, dos de los tópicos que más se han visto siempre en la fantasía. Es interesante cuando te cuentan la historia de los Siete Reinos, cómo puedes ver si te fijas un poco una repetición de hechos pasados en lo que está sucediendo en ese momento. O, como más bien resulta, una conjunción de los sucesos que en otras épocas habían sucedido separados por siglos de diferencia. Pero esa no es la historia que nos cuentan. Como buenos personajes inmersos en su propia historia, la mayoría de los personajes solo dejan salir las referencias al pasado en otros momentos, dejando al lector para hacer sus cábalas acerca de lo que pasará en los siguientes libros y al mismo tiempo con una sensación de "literariamente" debería pasar esto "en el libro" probablemente no pase. Pero los giros que dan son perfectos. Eso sí, trágicos.

Pero volvamos con los personajes, que, al fin y al cabo, en una novela coral como esta son lo más importante. Tenemos dos familias principales, los Stark y los Lannister. Los "soy más honorable que nadie" y los "tengo más pasta que nadie". Oh, al principio el rey es un rey de estos que hacen historia: borracho, putero y maltratador. Vamos, una joyita. Y encima asesina niños. Bueno, no los asesina, pero no ve mal que se les asesine. Antes de la etapa que nos cuentan todo era paz y armonía... bajo el mando de unos tiranos. Pero, el hijo de un rey al que apodan el Loco (sí, nunca entenderé por qué siempre hay reyes locos... en fin) se le ocurrió violar a la novia de Baratheon, que además es la hermana de Stark, ya sabemos... aquí todo queda siempre cerca. El caso es que al final de una guerra muy sangrienta, Baratheon y Stark consiguen vencer a todos los Targaryen (excepto a dos que consiguen huir en barco) y los Lannister exterminar a todos los niños. Sí, son crueles. Y encima el inteligente de Robert Baratheon decide casarse con la hija de Lannister. Una arpía fría que hará cualquier cosa para mantener a sus hijos a salvo. Y pasamos quince años después. Stark es feliz en el norte, lejos del mundanal ruido. Y va Baratheon a fastidiarle la vida. Lo hace a conciencia, sin duda. Stark tiene cinco hijos legítimos y uno natural (de la época de la guerra). Por otro lado, los dos Targaryen supervivientes han crecido... soñando con sacar al Usurpador del trono. Viserys (un auténtico desgraciado, con el que disfrutas viéndole torturado) y Daenerys, un auténtico encanto de criatura. Entre los hijos de Stark destacan tres por su bravura, uno por ser interesante, otro por ser mono y la última por ser estúpida. En fin, en todas las familias hay una oveja negra.

En definitiva, no se trata de una novela (ni una saga) ni para los sensibleros, pues la mayoría de los personajes lo pasa realmente mal, ni para niños, por descontado, ni para aquellos que desprecian la fantasía (bueno... sí, para hacerles ver que la fantasía engloba cosas mucho más grandes que lo que ellos creen), ni para los que solo gustan de argumentos ligeros insulsos. Eso sí, todos aquellos que gustan de la LITERATURA con mayúsculas, no deberían perderse una obra extensa y completa con un universo rico y desarrollado hasta el extremo. Unos personajes que se debaten en situaciones extremas, con un realismo y una fuerza únicos. De hecho, en este primer libro se puede engañar tranquilamente al personal y decirles que se trata de una novela basada en un universo alternativo (o en una Edad Media distinta a la que conocemos) recalcándoles lo cercano que es a la Edad Media inglesa. 

Impresión general
Puntuaciones
Universo: 9
Estilo: 10
Personajes: 9
Realismo: 9
Trama: 9

11 comentarios:

  1. Mira que tengo este libro desde hace más de año y medio, pero aún no lo he leído. Con lo que tarda el autor entre libro y libro, creo que cuanto más tarde yo en hacerme fan de la saga, menos voy a sufrir xD

    ResponderEliminar
  2. es un sufrimiento que ese hombre tarde tanto en continuar con esta saga... es lo mejor que he leído

    ResponderEliminar
  3. Genial reseña! yo de momento solo he leído los dos primeros y aunque la fantasía no es mi género favorito esta saga me está encantando, tanto la historia como la forma de escribir de George R.R. Martin. Tienes razón en lo de que no cuida a los personajes, yo ya me espero que pueda pasar cualquier cosa

    ResponderEliminar
  4. Simplemente... tengo que leerlo o.o
    Creo que me encantará :)
    Gracias por la reseña! ^^
    Bss!

    ResponderEliminar
  5. Yo ahora mismo ando con el tercero a cuestas... La verdad es que son geniales (Bran me encanta, pobrecín T_T) y es un estilo genial... Lo único que espero es que no tarde demasiado en seguir con ellos, porque creo que de no ser por la serie, puede que incluso nos diese un infarto jaja (y eso que aún no he terminado)

    ¡un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué decir de Canción de Hielo y Fuego? Pues simplemente que es una de mis sagas favoritas, y espero con ganas el quinto libro.

    Creo que ha supuesto un giro para la narrativa fantástica actual, explorando caminos que otros autores ni se habían planteado; lo cual es estupendo, pues el género se estaba anquilosando.

    Esto demuestra a la gente que critica tanto la fantasía, que no todo es Dragonlance y Reinos Olvidados (que vaya mala fama le han dado al género esas macrosagas...).

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. @Amrod Escabias Creo que le han dado tan mala fama porque todo parece "lo mismo" aunque haya sagas mejores y peores dentro de los "Universos". Pero da igual, porque eso al final pasa con todo lo que se convierte en "Universo Ampliado". Fíjate en Star Wars, tiene novelas buenísimas, pero como es Star Wars nadie las mira. Pues lo mismo con Reinos Olvidados. Por ejemplo, La hija de la casa Baenre me parece una novela buenísima, y la saga de Maztica una novelización en clave fantástica de la conquista de América muy interesante. Pero... al final la gente sigue comprando esas sagas porque son "paradigma de la fantasía". En fin.

    En cuanto a lo de explorar caminos que no se habían explorado... desde mi punto de vista muchos autores han estado experimentando con la fantasía, lo que pasa es que no han tenido ni el éxito, ni la calidad de la pluma de Martin. No solo hay que experimentar, hay que conocer la base sobre la que quieres experimentar para que salga realmente bien.

    ResponderEliminar
  9. Khardan, lo que dices es bastante interesante, y comparto tu opinión.

    Creo que el problema de la fantasía durante muchos años es que nadie quería salirse de los esquemas tolkienianos (autor que, por otra parte, sigue siendo mi favorito), y eso daba lugar a repetir una y otra vez las mismas situaciones con los mismos personajes arquetípicos.

    También es cierto que porque las cosas sean novedosas no tienen por qué ser buenas, y ahí radica el logro de Martin, que decidió apostar por un mayor realismo y le salió bien.

    ResponderEliminar
  10. Tras mucho tiempo que me venían recomendando esta serie por fin, y no lo voy a negar, gracias a la serie me decidí a leerlo.

    ¡Me encantó! El estilo de Martin es maravilloso y me enganchó desde principio a fin.
    Aunque concuerdo contigo es un libro con el que hay que ir despacio y pensando a cada poco lo que has leído, eso o te pierdes la mitad de las cosas.

    Los capítulos según personajes pues si, a mi había capítulos que me interesaban muy poco en cambio otros como quizás los de Ned, Arya y sobre todo Drogo que quería saltarme los demás para saber que pasaba :)

    Espero meterme pronto con el segundo libro que me lo acaban de prestar.

    Magnifica reseña!
    Un saludo
    Dácil

    ResponderEliminar
  11. Llevo un montón de tiempo diciendo que me los voy a leer y nunca lo hago (no tengo perdón).

    ResponderEliminar