17 de julio de 2011

Willow

Título: Willow
Autora: Julia Hobban
Editorial: Ámbar
Páginas: 334
ISBN: 978-84-92687-05-3
Sinopsis: Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no solo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad, ya que era ella quien conducía. Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase le culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo extraño que ella misma se ha formado. Es difícil guardar un secreto cuando lo llevas escrito por todo el cuerpo.

Opinión: Debo admitir que la primera vez que vi este libro de cerca me dio muy mal rollo. ¿Por qué? Por los cortes en el brazo de la contraportada, con el nombre escrito y sangrante, y por los que aparecen en los capítulos. Desde luego, eso no presagiaba nada bueno. Sobre todo cuando yo intuía que este libro iba a ser un dramoncio de cuidado. Y es que no sabía de qué iba, aunque lo que había visto debería haberme esclarecido un poco el tema.
Con este libro tendré el claro ejemplo de qué pasa cuando un libro no me ha gustado, pero aún así reconozco que es bueno.

Willow, una chica de diecisiete años, acaba de perder a sus padres en un accidente de coche en el que ella misma iba conduciendo. Ahora, su hermano David se tiene que hacer cargo de ella junto a su esposa e hija, en un apartamento reducido en el que apenas pueden subsistir. Willow debe contribuir con los gastos de la casa y trabaja en la biblioteca de la universidad en la que enseña su hermano. A su vez, acude al instituto para seguir con sus clases e intentar rehacer su vida en un sitio nuevo. Parece llevarlo bien. Parece sobrellevar bastante mejor que nadie la muerte de sus padres. Sin embargo, en el fondo, se siente culpable y responsable del accidente. Siente que su hermano la odia por ello y por tener que cargar ahora con ella. Siente que necesita liberarse de alguna forma... y lo hace cuando descubre que cortándose es la mejor de todas. En eso consiste la trama de esta novela. Y, como contraparte positiva y llena de esperanza, está Guy, un chico que ni de lejos me resulta verosímil, pero eso es cosa mía. Si dejo mis prejuicios de lado (o lo intento), entonces tendré que definirle como un chico atento, comprensivo, detallista, cariñoso, divertido... y sin ningún defecto, que sigue a Willow a todas partes para intentar ser su amigo y "salvarla". Pero sin esa intención, realmente, ya que en el fondo está interesado en ella, aunque lamente al principio haberse enterado de su secreto porque eso le estropea todos los grandiosos planes que tenía para ese semestre. El chico es perfecto, punto. Y precisamente por eso, aunque parezca real, mi ser cínico me impide creerlo.

La historia es un drama con todas las letras. Me esperaba que fuera como El cielo está en cualquier lugar,  y quizá estoy tan enfadada precisamente por esperar tanto, pero ni de lejos se le parece y esa es mi decepción. Empezando por el estilo en que está escrito, que no ha podido desesperarme más: tercera persona en presente (por no mencionar todos los errores con las rayas de diálogo que hay, pero eso es cosa de edición). Una voz en off constante que me relataba la historia de principio a fin. Un ente externo, frío, que solo narra sin sentir nada. Al principio pensaba que era así porque así es como se sentía Willow, externa a sí misma, sin emociones. Y que, más adelante, la narración se volvería primera persona sin darse cuenta, a medida que Willow empezara a ser más consciente de todo. Si hubiera sido así, entonces mi explicación sería válida, pero es que no. La narración se mantiene igual de principio a fin, y me ha ralentizado la lectura muchísimo. Porque al ser tan desapasionada, la emoción que le falta la he tenido que ir poniendo yo, y no funciona así. Es el texto el que me tiene que transmitir cosas, no ser yo quien ponga de mi parte para que lo haga. Le he echado en falta emoción, intensidad, fuerza a la voz narrativa. Si lo que me estás contando es tan impactante, que así sea. Por eso, las únicas partes que me han emocionado de verdad son los diálogos con su hermano. Solo con su hermano he tenido que refrenar mis lágrimas.

Sobre los personajes, como ya he dicho, tenemos a Willow, a Guy y a David. El resto, la verdad, es que ni siquiera se merecen una mención; están de apoyo y de parada para que la evolución de la protagonista pase por distintas etapas hasta llegar a la meta. De Willow ya sabemos lo mal que lo está pasando, y lo perdida que está en un mundo de tinieblas, donde la única salvación posible que ella ve es cortarse para sentir ese dolor que de ninguna otra manera puede sentir. No se permite experimentar otra clase de sentimiento que no sea ese; ni siquiera llora. Y sus sentimientos, a pesar de ser tan caóticos y oscuros, están bastante bien construidos (pero que por culpa del estilo no me han llegado con tanta intensidad como debiera). De Guy ya he dicho antes lo que pienso de él (que no me lo creo porque es demasiado perfecto y que, en una situación así en la realidad, dudo mucho que alguien reaccione de la misma manera que hace él), pero que no niego que sea un encanto y que ojalá existiera de verdad. Y de David, poco se puede decir, porque como la narración está contada desde el punto de vista de Willow, lo que "sabemos de él" es solo lo que ella cree saber, que es todo mentira. Aún así, al final, David me ha gustado mucho (será que soy algo masoca por que me haga llorar, quién sabe).

En fin, como veis he dado mi opinión, sí, pero también he valorado los puntos que tiene el libro, aunque en general me haya decepcionado tanto. Y, aunque realmente me siento enfadada, reconozco que la novela en sí es bastante aceptable.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Amor: 7.5
Estilo: 5.5
Trama: 8
Drama: 8

6 comentarios:

  1. muchas gracias! ya esta apuntado para proximas lecturas! saludos!

    ResponderEliminar
  2. Vaya, pues el estilo precisamente a mí es lo que más me gustó de la novela. Precisamente esa narración fría, casi infantil, me estremecía y permitía que pudiera sentir lo que Willow sentía, además de que la autora ha descrito los sentimientos de una forma que nunca había visto.

    Sinceramente, me gustó mucho más que El cielo está en cualquier lugar, que me decepcionó y no me pareció para tanto.

    Un beso y magnífica reseña ^^

    ResponderEliminar
  3. He de decir que estos dramas suelen llamarme la atención (y mucho), aunque de momento éste no está en mi lista de prioridades, sí que quiero leerlo =)
    :P

    ResponderEliminar
  4. He leído tanto Willow como El cielo está en cualquier lugar y considero que son impresionantes ambos, cada uno en su estilo. El único nexo en común es que ambas protagonistas han sufrido un trágico pasado, y nada más. Las dos lo exteriorizan de forma diferente (en el caso de Willow, su único modo de seguir adelante es cortándose y mitigando así su dolor).

    Quizás no soy muy objetiva con Willow porque a mí me maravilló (de hecho, es junto a El cielo está en cualquier lugar, dos de mis libros juveniles favoritos). Yo no creo que a Willow le falte intensidad ni emoción, solo que está presente de una manera diferente y hay que adentrarse en los sentimientos confusos y desgarradores que Willow va exteriorizando a lo largo de la novela. Y en cuanto a Guy, sí, está claro que su intención es evitar que a ella le pase algo malo en un principio, y que luego se interesa en ella de otra forma. Pero también es verdad que Guy no actúa como el típico "héroe". Es consciente de que por mucho que lo intente, ella no va a dejar de hacer lo que hace porque él se lo pida. Quiere ayudarla, pero como ser humano que es, no sabe cómo hacerlo y la situación se le escapa de las manos...

    En fin, como ves adoro este libro. Me alegro de que al menos te haya gustado aunque también decepcionado.

    Un besote!! :)

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la reseña :) la verdad es que sí, las pegas se las he puesto a la forma en la que está narrada la historia y en lo mucho que a veces me desesperaba la protagonista (que sí, que la entiendo, que es terrible, peeero...)

    No sé, lo de la narración psé gordo, sobre todo por eso ue dices, que la emoción se la ponías tú porque eso...y lo del hermano. Ay, eso sí, súper precioso una de las conversaciones que tienen T^T snif.

    ResponderEliminar
  6. Pues la verdad es que a mí me ha gustado mucho más que a ti, lástima que no la hayas disfrutado.

    Me ha gustado que aun así le hayas dado una puntuación objetiva, a mí muchas veces me cuesta xD

    ResponderEliminar