30 de junio de 2011

La amenaza del desierto

Y aprendió más el hacedor sobre Ayesha, descubriendo al mismo tiempo más acerca de cierto mercenario y cierta princesa.

Título: La amenaza del desierto
Trilogía: La leyenda de Ayesha II 
Autora: Angé Guero
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 432
Sinopsis: Al tiempo que Arekh se apresta a combatir como mercenario la invasión de las temibles Criaturas del Abismo, en las principales ciudades de Los Reinos empiezan a sucederse los levantamientos de esclavos, que son reprimidos con mano de hierro por los Lectores de Almas pese a la oposición de MiraKani. Cuando el sanguinario lector de almas Laosimba se dispone a ejecutar el sacrificio ritual de cientos de esclavos, la ciudad de Salmyra se ve sitiada por extrañas criaturas; están empezando a cumplirse las profecías del Libro de Destrucción y ya nada será como antes.

Opinión: Nos encontramos ante el segundo libro de la serie (el primero es El camino del trono), así que mucho de lo que diga, sobre todo sobre el estilo, es algo que ya podéis leer en mi anterior reseña. En cualquier caso, cualquiera que leyera el primero de los libros se estará preguntando en quién se centrará este segundo libro. Se centra en Arekh, y gira en torno a él dándonos nuevas pistas acerca de su pasado pero sobre todo haciéndonos ver cómo ha cambiado su visión del mundo gracias a Mirakani.

La mayor parte de la acción transcurre en una ciudad del desierto donde Arekh trabaja como mercenario. Al mismo tiempo, se nos muestran pequeños capítulos acerca de la vida de Mirakani en palacio. Hay momentos muy emotivos, por  ejemplo la mina, pero sobre todo hay mucha acción. Sí, lo que antes mantenía un ritmo pausado ahora va permanentemente a un ritmo alto, si bien vuelve a acelerarse, aún más, hacia el final.

Se trata de un canto al mismo tiempo a favor del destino y en contra del mismo. A favor de las creencias y al mismo tiempo en contra. Nos muestra, como dice Arekh en un momento determinado, dos mundos completamente superpuestos, y es cosa nuestra en cuál creer. Cierto es que nos muestra también los excesos que determinados personajillos hacen al tener la visión de uno solo de esos mundos, lo que hace que lleguemos a despreciar a ese estilo de gente. Por otro lado, vemos las dificultades que arrostra tener la doble visión.

En cuanto a los personajes, creo que la autora se encontró una auténtica veta de oro al crear a Arekh, y es que es un personaje con muchas dobleces y muchas decisiones a sus espaldas. La pequeña esclava que aparece pronto en la novela es un contrapunto tanto a Mirakani como al propio Arekh, y está creada de tal manera que es perfectamente verosímil. En cuanto a Mirakani, vemos en este libro como va acumulando tensión y, la verdad, es una de las incógnitas del libro, así que simplemente decir que me parece tremendamente valiente en muchas de sus actitudes. Ahora solo falta que lo sea respecto a sus sentimientos.

En definitiva, nos encontramos ante un libro que continúa con maestría lo que vimos en el primer libro. Una vuelta  de tuerca a mucha de la fantasía y a las concepciones que se suelen tener acerca del Destino dentro de los libros. Además, usa verdaderamente bien el tema de las leyendas y el temor supersticioso que las rodea siempre.

Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Acción: 7
Trama: 8
Filosofía: 7
Estilo: 9

0 comentarios:

Publicar un comentario