17 de mayo de 2011

Tiempo de cosecha

Escuchó el hacedor hablar de una enfermedad que se cebaba con los adultos y de los jóvenes que vivieron para contarlo.

Título: Tiempo de cosecha. 
Autor: Andrew Butcher
Editorial: Trakatrá
Páginas: 320
Sinopsis: Con Tiempo de cosecha da comienzo otra fantástica saga de éxito, ‘La Tierra heredada’. Por todo el planeta, adolescentes como Travis, Richie, Mel, Jessica y Simon se ven obligados a improvisar soluciones y a cooperar. Pero un mundo sin normas no es la utopía que muchos imaginaban: ahora las cosas se han puesto realmente feas. Aquellos que no se adaptan a su nueva situación terminan tan muertos como los adultos que han caído por «la enfermedad». Ante esta situación, no tardan en formarse bandos. Algunos quieren conseguir lo que necesitan por la fuerza, pero otros —los más organizados— quieren reconstruir el mundo que sus padres dejaron atrás. Restaurar la sociedad será difícil, pero no imposible. Después de todo, piensan que lo peor parece haber pasado. Pero se equivocan. Acaba de empezar…

Opinión: Nos encontramos ante un libro sorprendente, con reminiscencias de Jericho o alguna otra película de estas en las que la palma todo el mundo. Y tenemos incluso una referencia a otra obra  de la literatura universal como es El Señor de las Moscas. Sí, el libro empieza genial, sin duda, ya que nada más empezar nos presentan la enfermedad. Y resulta completamente creíble el narrador, lo cual es genial ya que luego pasará a ser un narrador mucho más omnisciente. Sí, hay dos grados de narrador en un mismo libro. Pero hablemos un poco de las referencias, porque lo cierto es que lo que más me atrajo (y soy consciente de que al menos a dos personas más les pasó lo mismo) fue la semejanza de este libro con una serie que echaban en telecinco por las mañanas titulada La Tribu. Lo cierto es que es muy distinta... pero es una aproximación bastante interesante.

¿Y por qué es distinta? Primero porque conocemos a prácticamente todos los personajes con su pasado y su presente desde el principio, aquí no va a haber sorpresas inesperadas en forma de pasado turbio, aunque dentro del propio libro sí se la den entre ellos. No sólo les vamos a conocer, sino que vamos a estar dentro de prácticamente todos los personajes en algún momento, dándonos una perspectiva especialmente visible de los pensamientos de uno de ellos, pero sin olvidar nunca al resto. En particular, de los secundarios, destacaría a Mel y a Simon (que son secundarios casi principales, todo sea dicho) tanto por su carácter como por las sorpresas y la evolución que llevan cada uno de ellos. Y es que esa es una de las cosas más claras de esta novela, la evolución de los secundarios contrapuesta con el estancamiento en forma de convicción "divina" que padecen los protagonistas. O, mejor dicho, los que yo considero protagonistas... pero que no impide que haya gente que extienda más el grupo de protagonistas y añada un par de personajes más a los elegidos. Para mí, los dos protagonistas indiscutibles son Travis y Tilo, y ambos parecen estancados en su personalidad. Desde la férrea convicción de Travis a la manera de ser de Tilo... todo parece estanco en ellos hasta prácticamente el final. Pero es aceptable, porque los secundarios suplen ese estancamiento con auténtica maestría.

Por otro lado está la trama. Una trama bien construida, con los giros inesperados e interesantes que espero marquen el desarrollo de la trilogía. Sí, hay sorpresas, muchas sorpresas. Algunas incluso con foreshadowing  que solo reconoces una vez leído el libro completo. Incluso he detectado un foreshadowing  que parece va a referenciar a alguno de los siguientes libros de la trilogía... y no, no estaba al final. Por cierto, pocos finales más cliffhanger he visto en la última hornada de ciencia-ficción juvenil. Pero no solo está bien construida, sino que además es perfectamente verosímil, hasta el punto de ver las escenas. Su descripción de la acción es perfecta, de manera que puedes imaginártela hasta el último detalle. De nuevo, lo único que puedo hacer sin spoilear alguna de las escenas más maravillosas, y que conste que hay un par de huidas dignas de cualquier película palomitera, es decir que se ha currado todas las escenas haciendo que dejen un poso maravilloso en el lector. Además, todas las reacciones resultan muy creíbles, incluso el "mundo sin reglas" creado.

Mención aparte merecen algunos de los discursos filosóficos que pone el autor en boca de algunos de los jóvenes con los que se encuentran nuestros protagonistas. Son una muestra genial de las distintas ideologías que muchos jóvenes sostienen en nuestra sociedad, si bien es cierto que alguna es demasiado idealizada para mi gusto, en el sentido de que no es del todo creíble que un chico de esa edad tenga esa madurez... sin embargo, se le perdona debido a la situación en la que les pone que, evidentemente, hace madurar más rápido a algunos.

En definitiva, un libro interesantísimo del que, sin duda, disfrutará todo amante de la ciencia ficción ligera y que muestra claramente los estereotipos de jóvenes que hay y les da una nueva vuelta de tuerca genial. Sin duda una de las grandes recomendaciones de cara a este verano.


Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 8
Acción: 8
Trama: 9
Verosimilitud: 9
Estilo: 8

3 comentarios:

  1. Este me lo pido, que fijo que me gustará *o*
    Por otra parte, si susodicha enfermedad fuese real mucho me temo que se me llevaría por delante porque hace mucho que dejé la adolescencia, aunque me conserve bien jajaja.

    ResponderEliminar
  2. ¿Lo de que sea para el verano es algún tipo de indirecta? Jo, se suponía que me iba a leer este tras acabar los exámenes... Tsk. Pero le tengo muchísimas ganas >//<

    ResponderEliminar
  3. Una reseña muy interesante, me lo apunto :)!

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar