14 de marzo de 2011

Lo que el tiempo se llevó

Escuchó el hacedor hablar de una Guerra de la Independencia Sureña que cambió el mundo. 

Título: Lo que el tiempo se llevó
Autor: Ward Moore
Páginas: 300
Editorial: Martínez Roca
Sinopsis: ¿Qué habría pasado si el Sur hubiese ganado la guerra de Secesión norteamericana? Desde su victoria en la guerra de independencia sureña, los Estados Confederados han llegado a convertirse en la nación más rica de Norteamérica. Washington, Saint Louis y Leesburg crecen en la opulencia y son las ciudades más prósperas del continente. Hodge Backmaker es un joven campesino bastante inconformista con ansias de historiador que vive en un Estados Unidos tercermundista pisoteado por las grandes potencias, consecuencia en gran medida de la derrota de la Unión frente a los confederados en el pasado reciente.

Opinión: Nos encontramos ante una novela bastante atípica, por lo menos muy distinta a la concepción actual de novela, donde siempre tiene que estar pasando algo. Esta es una novela pausada y que sin embargo te va desgranando tranquilamente una sociedad completa. La sociedad de los Estados Unidos en caso de haber perdido su guerra civil.

No voy a negar que para entender mucho de lo que sucede en esta novela (por lo menos los hechos históricos a los que se refieren) necesites tener una visión bastante amplia de la historia. Por poner un ejemplo, todos sabemos que el shogunato en Japón se acabó gracias a la revolución Meiji (bueno, por lo menos todos los que hayamos visto El último samurai o Rurouni Kenshin)  pero también sabemos que la ayuda estadounidense fue providencial para dicha revolución. Entonces... sigamos los pensamientos, si no hay Estados Unidos y los Estados Confederados (el sur norteamericano) estaba ocupado con la conquista de México en esa época, ¿quién les hubiese dado las armas para enfrentarse al shogún? Bien, pues si esa es una de las diferencias, todavía habría que hablar de cientos más que solo muestran de refilón, como la continuidad del Imperio Español o la creación de la Unión Alemana. Todo eso narrado con la genialidad de solo mostrar la vida de un don nadie que busca respuestas en la historia.

Sí, un don nadie, y a veces bastante insoportable por su manía de decir que es un espectador. Se enfrenta a gente que muestra las distintas filosofías y da una explicación atractiva de las mismas, pero es más que eso, es un tratado acerca de la forma en que la gente se enfrenta a las adversidades. De acercarse a las distintas ciencias de una manera distinta, donde los mismos nombres que nosotros conocemos se verán unidos a distintos tipos de descubrimientos. Donde todos los descubrimientos estadounidenses no existen, y sin embargo nos traen otro tipo de acercamiento a las mismas necesidades. Aprender morse para poder utilizar un telégrafo en vez de dar un paso más en el desarrollo del mecanismo y permitir la comunicación con la voz que llevó a la creación de líneas telefónicas. La existencia de globos aerostáticos perfectamente dirigidos en vez de aviones. Un trabajo de pensamiento extraordinario que el autor hace para mostrar otra forma de acercarse a los descubrimientos de esa época.

La trama está bien construida, mostrándonos su vida y su relación con los distintos personajes que pasan por su vida, generalmente dejando un efecto fortísimo en vez de pasar simplemente a su lado sin afectarle. Y los personajes quedan bien delimitados, si bien es cierto que un tanto extraños para nosotros donde los estadounidenses tienen motivos para ser patriotas.

En fin, una gran novela, por desgracia difícil de encontrar, que hará las delicias de todos aquellos que adoran la pregunta más complicada de responder. ¿Y si....?  Pero que no defraudará a los amantes de la buena prosa. Ah, se me olvidaba un hecho gracioso. No he podido dejar de imaginarme a Amy Farrah Fowler y a Sheldon haciéndose esta pregunta en su juego.


Impresión general
Puntuaciones
Personajes: 7
Filosofía: 7
Trama: 7
Verosimilitud: 8
Estilo: 9

4 comentarios:

  1. ¿Así que el libro es una reflexión de lo que habría sido el mundo sin la existencia de EEUU? O.o

    ResponderEliminar
  2. Sí... y no. Existe los Estados Unidos, pero no son precisamente una gran potencia, sino simplemente una sombra de su hermano mayor, los Estados Confederados (el Sur norteamericano)

    Por otro lado, no es una reflexión en sí misma (no es un ensayo, sigue siendo una novela) pero te muestra clarametne cómo sería ese mundo.

    ResponderEliminar
  3. Me lo apunto. Me gustan bastante los "what if...?".

    ¿Has leído "Tiempos de arroz y sal"? A mí no me gustó (ni siquiera lo terminé) pero si te gustó este, puedes probar.

    ResponderEliminar
  4. Con ese he tenido siempre un problema: Nunca lo he encontrado xD

    ResponderEliminar