14 de noviembre de 2010

Cómo entrenar a tu dragón

Título: Cómo entrenar a tu dragón
Título original: How to train your dragon
Año: 2010
Directores: Dean DeBlois, Chris Sanders
Productora: Dreamworks
Música: John Powell
Página web
Sinopsis: Ambientada en el mítico mundo de los rudos vikingos y los dragones salvajes, esta comedia de acción narra la historia de Hipo, un vikingo adolescente que no encaja exactamente en la antiquísima reputación de su tribu como cazadores de dragones. El mundo de Hipo se trastoca al encontrar a un dragón que le desafía a él y a sus compañeros vikingos, a ver el mundo desde un punto de vista totalmente diferente.

Opinión: Vale, en primer lugar tengo que dejar a un lado todos los prejuicios que tenía contra esta película y tragármelos. Decía que los gráficos no eran para nada del otro mundo, y que encima el dragón negro era horrible. Me trago mis pensamientos. Todos. El dragón es la cosa más mona que existe, y no solo porque en realidad no sea un dragón... ¡sino un gato camuflado! (o puede que sea solo por eso, no sé). De verdad, es un gato con forma de... es un gato grande con alas y la cara achatada. Sí, eso. Come pescado, si le rascas el cuello ronronea y se queda dormido, se pone juguetón con cualquier cosita... Dilata los ojos cuando está en su fase más moe (*¬*). Ejem. La única pega que le pongo es que tenga un nombre tan feo: Desdenta'o. Sí, sin la d. Desdentao. Qué mal gusto que tuvo Hipo al ponérselo. "Anda, si no tienes dientes" ¡Zasca! ¿Y eso qué es? Pero es así, que el nombre original es Toothless, por lo que la traducción es correcta (y quitándole la "d" para demostrar cuán vikingo es). Además, el gatito este me ha recordado a veces a un pokemon (no recuerdo exactamente a cuál) e incluso tiene el carisma de Stich (Lilo & Stitch), que también son los mismos creadores.

Por otra parte, el resto de dragones sí que son más bien feos... Simpáticos puede, pero... a excepción tal vez del azul, el resto son como sus futuros jinetes. (¡Eragon! xD) Así que me quedo con los furia nocturna. Y cuando digo que son como sus futuros jinetes, me refiero a que son igualitos en todo: personalidad, ¡e incluso apariencia física! xD

Pero comencemos la historia desde el principio. Hipo es un joven flacucho y sin una pizca de grasa corporal que vive en una aldea de vikingos, siendo el hijo del líder. Él lo único que quiere es ser como los demás; salir a cazar dragones y matarlos. Sin embargo, por suerte o destino, hiere a un dragón mítico que nadie ha sido capaz de ver nunca: un furia nocturna. Claro que... nadie le cree. Así que va a buscar el lugar del impacto para demostrar a la gente que no miente. Cuando llega allí y ve a su presa herida y capturada... intenta matarla, pero... no puede hacerlo. En cambio le libera aún a riesgo de lo que eso pueda suponer. Y con unas cuantas visitas al paciente, vikingo y dragón llegan a hacerse buenos amigos. Hipo empieza a observar cómo son realmente los dragones y a aprender de ellos para después ponerlo en práctica y convertirse en el mejor alumno de la escuela de cazadores de dragones. Sin embargo, aunque él quiera hacer entrar en razón a la gente de su aldea de que los dragones no son peligrosos, no le será tan fácil como cree. Para empezar, deberá convencer a Astrid, la chica que le tiene ojeriza en la escuela, ya que ella es la mejor, pero es Hipo quien se lleva los honores. Y a partir de ahí os dejo a vosotros descubrir qué ocurre después.

La película me ha encantado. Tiene una traducción genialosa y unos puntos cómicos muy acertados e irónicos en el guion. La relación entre Desdentao y Hipo es súper bonita y el mensaje que transmite también: "Nunca juzgues a nadie por la apariencia", "Vive y deja vivir"... Por no hablar de ciertos detalles que por muy "nimios" que sean, llegan hondo. Ese final con esa similitud entre dragón y jinete, con la cola y... En fin, no spoilers xD Y la relación entre Astrid e Hipo también me ha gustado mucho. Es muy mía xDD Es cierto que es totalmente prescindible, pero qué leches. Siempre viene bien algo de esperanzas en el amor.

Pero desde luego los comentarios de Hipo, que actúa también como narrador, son el punto clave de la película (de hecho, estoy por apuntar y recopilar las citas más molonas...). Eso y su relación e interacción con todos los demás personajes. Hay momentos de tensión, de drama, y cómicos sobre todo. Lo tiene todo. También previsibilidad, pero en películas de este estilo sería extraño no encontrarla. Los momentos dramáticos son pocos... de hecho, que yo recuerde, es solo una escena y tiene que ver con la relación padre/hijo... Pero vamos, que como yo soy ultrasensible puede parecérmelo cualquier nimiedad.

La verdad es que pensando en los "orígenes" de la película no sé por qué pude dudar en algún momento de ella. Del estudio que nos ofreció Shrek, Madagascar y Kung Fu Panda y basado en las novelas de Cressida Cowell (que poca similitud tienen, al parecer)... sin olvidarnos de la ambientación que trata... ¡vikingos! Con sus dioses nórdicos (los cuales referencian en algún momento que otro de la película)... Esto demuestra, una vez más, que los prejuicios son malísimos. Desde luego se ha convertido en una de mis películas de animación favoritas.

Edito: También hay un extra, un corto de un cuarto de hora, aproximadamente, que es posterior a la película y que cuenta una mini aventura titulada "La leyenda del dragón Rompehuesos" que pone a Bocon como protagonista... Es totalmente prescindible. Verla la ha hecho perder puntos incluso... Voy a intentar olvidarlo a la hora de puntuar.

5 comentarios:

  1. Esta la vi hace tiempo y estuvo bien :D Algo infantil, pero estaba bien. Y sobre lo que dices del corto del Rompehuesos... entonces ¿no lo veo? ¿tan malo es? xD

    ResponderEliminar
  2. Con decir que lo único que me hizo gracia fue la oveja... xD

    ResponderEliminar
  3. Creo que te haré caso y la veré. Lo que dices de los prejucios me suena mucho a mí, así que si a ti te ha gustado puede que a mí también. Ya te contaré :P

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo al 100%, de hecho, yo al principio no quise verla por prejuicios y porque no me gustaba el diseño de los personajes, pero uan vez vista tengo que reconocer que es una peli muy maja y agradable, con momentos bastante bonitos y un final "atípico" para el protagonista.

    En definitiva, no es un peliculón, pero si se deja ver.

    ResponderEliminar