13 de octubre de 2010

Reseña de Una Aventura Espacial

Escuchó el hacedor hablar de un planeta donde nada es lo que parece y de la nueva aventura de la humanidad...

Título: Una aventura espacial
Autor: Antonio A. Gómez Yebra
Editorial: Laberinto
Páginas: 158

Sinopsis: UNA AVENTURA ESPACIAL es una novela en la que su joven protagonista busca vida inteligente más allá del último planeta de nuestro Sistema Solar. Tras una preparación apropiada, y en compañía de un robot antropomorfo que le ayuda a pilotar la nave Armstrong, Emmer alcanza un planeta lejano donde va a entrar en contacto con dos civilizaciones opuestas, ambas intransigentes a su modo. La difícil labor de Emmer no consiste sólo en establecer relaciones con esos seres bastante humanos, sino en crear, y ésta va a ser la fundamental, vínculos entre las dos culturas antagónicas que pueblan ese mundo. Emmer superará diversas trampas y pruebas -físicas y mentales- y, con la ayuda de Kal -su robot- y de dos de los más sobresalientes personajes del planeta, conseguirá abrir cauces a la convivencia y a la comprensión de quienes, estando tan cerca, vivían completamente alejados

Opinión: Nos encontramos ante un ejemplo de literatura de ciencia ficción que se intenta situar entre la sci-fi hard y la space opera... personalmente, me ha parecido que le faltaban páginas para ser cualquiera de las dos cosas, y eso que la historia está claramente dividida en inicio, nudo y desenlace. Se trata sin duda de una historia interesante, a la que no le habría venido mal algo más de desarrollo, aunque supongo que está muy bien expresada la desazón del explorador que se encuentra con sociedades que no comprende y que se quieren aprovechar de su inocencia.

Pero vamos a un análisis más técnico del tema. Primero, el futuro que nos presenta es una auténtica utopía, con todas las de la ley, además. Y un hombre que ha crecido en esa utopía es muy probable que actuase como actúa el protagonista de la historia, lo cual le da bastante valor como protagonista, la verdad sea dicha. Sin embargo, el análisis de la sociedad que se hace en esta novela no es el de la utopía, aunque me gustaría verlo, sino el de un planeta dividido claramente en las dos partes del ser humano: la mente y el cuerpo. La razón y la pasión. Y aquí tenemos una historia y dos sociedades completamente coherentes consigo mismas, incluyendo, por supuesto, las técnicas de propaganda y de teoría política que nos quieren transmitir.

¿Por qué lo digo? Parece claramente que el autor se posiciona del lado del cuerpo, a pesar de que al principio nos muestre solo la visión de la razón. Y no me parece una mala idea, dado que según puede leerse, es la mente lo que lleva al ser humano a considerarse superior a los demás, puesto que la pasión no hace eso. Vamos, que lo que no se puede negar es que este libro sirve muy bien para iniciar debates filosóficos, la pena es que, malacostumbrado a libros más largos, este me ha dejado con sabor a poco. A que todo lo que ha mostrado de las sociedades solo se utiliza para mandar un mensaje claro a los jóvenes a los que está dedicado el libro.

En cuanto al resto de personajes, todos tienen su función muy definida, y todo su carácter bien definido, pero solo son comparsas para que comprendamos ambas sociedades y sus diferencias. Y no necesitan nada más para ser personajes buenos. Pero les falta algo para ser geniales.
Sin embargo, tengo que reconocer que literariamente, y en el género de la ciencia ficción, el libro cumple con todo lo que tiene que cumplir, aunque la sinopsis sea sumamente engañosa. Libro recomendado para comprender qué es la ciencia ficción.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada