27 de octubre de 2010

Reseña de La hora del ángel, Anne Rice

Escuchó el hacedor hablar de una época pretérita y de las relaciones entre los distintos credos. 


Título: La hora del ángel
Autora: Anne Rice
Páginas: 336
Editorial: Ediciones B
Sinopsis: Toby O’Dare, un famoso asesino a sueldo, es un hombre despiadado que recibe órdenes
del Hombre Justo. Se mueve en un mundo de pesadilla hasta que aparece un forastero
misterioso, un serafín, y le ofrece la oportunidad de salvar vidas en lugar de destruirlas.
Viaja atrás en el tiempo hasta la Inglaterra del siglo XIII, y en ese escenario primitivo,
comienza su peligrosa búsqueda de la salvación: una odisea llena de lealtades y traiciones,
de egoísmo y amor.
Opinión: Primero lo primero, decir que los ángeles son los protagonistas de este libro es una mentira. Así de simple y llano. El protagonista indiscutible de esta obra es sin duda Toby. Con él pasamos por una multitud ingente de emociones, desde la desesperación hasta el amor más completo. Tengo que decir que no esperaba demasiado de este libro... o más bien, sí esperaba que fuera demasiado el libro en sí.

Después de leer sus últimas novelas sobre vampiros (y que me resultasen cada vez más difíciles de seguir por su inusitada elucubración espiritual), me aproximé a este libro sabiendo que no iba a ser en ningún caso algo como Halo o cualquier otra novela juvenil en la que encontrase ángeles. Lo que no me podía esperar era una novela donde el protagonista es intrigante desde el primer momento. Donde la recreación de una época histórica tan difícil de recrear sea tan maravillosamente vívida. Sí, sigue adoleciendo de lo que en muchos casos es un exceso de sentimentalismo, pero es Anne Rice, tampoco se le puede pedir que cambie acerca de una cosa tan personal como es la expresión de sentimientos. Y de lo que no hay ninguna duda es de que los trata de una manera mucho más compleja de lo habitual. No es Lestat, ni Rowan, sino Toby, un personaje mucho menos sensual y más apegado a su espíritu que cualquiera de esos dos. Y estoy deseando ver cómo se va ganando la absolución.

Eso sí, se trata de un libro en el que la base cristiana (a pesar de que la autora hay renunciado a ella) se nota de una manera muy fuerte y, sobre todo, respetuosa. Habla de lo malo, sí, habla de una iglesia que ha perdido el rumbo, pero también muestra que hay hombre santos, en el sentido de seguir realmente las enseñanzas de Cristo. Cierto es,sin duda, que aún sin saberlo de seguro (pues al final del libro nos da una serie de bibliografía muy completa acerca de otro grupo religioso) que trata con el mismo respeto todas las fes que aparecen en su libro.

En cuanto a los secundarios, no se puede negar que están muy bien construidos, tanto los buenos como los no tan buenos. Desde luego, no ha perdido la habilidad para crear personajes secundarios adorables, lástima que la mayoría solo existan en este libro y no vayan a volver a aparecer. Aún así, repito que el personaje mejor construido y más completo es sin duda el protagonista, a pesar de convertirse en un determinado momento en un simple narrador espectador.

La trama está perfectamente desarrollada con un giro que ya se conoce gracias a la sinopsis, pero que queda fuera de plano en cuanto ves que lo importante es la historia personal de cada uno de los personajes más allá de lo que la trama muestra. También es interesante ver que son completamente coherentes entre sí los personajes. Lo único que no me convence es que utilizase la Wikipedia como fuente de información para la ciudad.

En definitiva, no os esperéis exactamente el típico libro de Anne Rice donde el personaje principal es sobrehumano, pero sí en cuanto a la descripción completa de sentimientos. Desde luego se trata de una lectura recomendada si queréis salir de los típicos libros sobre ángeles. Y que no os descorazonen los desconocimientos sobre la época en la que se ambienta o sobre las situaciones sociales porque todo está explicado, con mucha simplicidad eso sí. No os esperéis grandes romances por parte del personaje principal, aunque sí lo hay dentro de los secundarios.

6 comentarios:

  1. En principio no me llama mucho esta novela, y eso que he leído/disfrutado con algunas novelas de Rice. ¿Y dices que el prota no es un ángel?

    ResponderEliminar
  2. Nope, de hecho el ángel es el más secundario de los personajes.

    ResponderEliminar
  3. Ainss... Bueno, gracias por la respuesta. Cuando lo vea en la librería lo ojearé, a ver qué me inspira. Tu crítica es buena, así que igual me lo pillo :)

    ResponderEliminar
  4. Vaya a mi me sucede lo mismo, es una historia de ángeles (al menos en apariencia) y además es de Anne Rice, así que lo del tema religioso lo esperaría (esta mujer está obsesionada, en serio u.u)

    Sin embargo, si sigue elaborando bien a sus personajes y primando sus sentimientos, entonces me puedo plantear leerlo ^^

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Vaya, y yo que no había visto tu reseña o.O

    Muy buena, me ha encantado. La verdad es que tengo muchas ganas de leer este libro, pero creo que me esperaré a leer los últimos de los vampiros (leí Armand hace más de un año y a pesar de tener todos los demás no seguí, y no sé por qué).

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. o.o unnn
    ( creo que siempre empiezo los comentarios con un "unnnn" >.>u)
    la reseña lo habia visto hace medio años en inlges, y me llamo la atención ( -w-Uu aun que solo entendi la mitad , por lo que gracias por poner la reseña X3 )
    aver si consigo leerla >.>
    pero Viendo como voy con los ahorros -.-Uu .... algo tardare , pero estoy segura que disfrutasre de la lectura X3

    ResponderEliminar