16 de junio de 2010

Rivales

Titulo: Rivales
Titulo original: Rumours
Autora: Anna Godbersen
Editorial: Montena
Saga: Luxe 2
Paginas: 360
ISBN: 9788484415664
Sinopsis: Tras la desaparición de Elizabeth Holland, Manhattan intenta recuperar poco a poco la normalidad. El evento más esperado de la temporada de invierno está a punto de celebrarse en el Metropolitan: la reaparición en sociedad de Henry Schoonmaker, que ya ha dado lugar a las conjeturas y los rumores más dispares y perversos. Lo único que parece claro es que en este esperadisimo acontecimiento coincidirán las dos personas que ahora rivalizan por el corazón de Henry: las bellísimas Penélope Hayes y Diana Holland…

Opinión: La reseña de Latidos fue una de las primeras que hicimos en este blog, y se nota. ¿Veis lo cortita que es? Lo cierto es que mi opinión sobre Latidos dependía bastante sobre la que tendría posteriormente sobre Rivales, y como no lo dije en su momento, lo hago ahora que tengo Envidia esperándome.
Si antes decía que Latidos era normalucha y predecible, con Rivales todos esos aspectos mejoran dando más intriga, intensidad, emoción y sorpresa. Sí, sorpresa. Ha habido cosas que no me las esperaba y encima son las que suceden en las últimas páginas, dejándote con las ganas del siguiente.
El primer libro, en comparación, sigue siendo bastante flojillo, pero con el segundo todo empieza a cobrar un interés mayor. ¿Por qué? Por Diana Holland. En el primer libro no le dedicaban mucha atención, centrándose sobre todo en su hermana mayor: Elizabeth, lo cual fue un error porque Diana es la que tiene la suficiente carisma como para ser la protagonista. Y en este libro eso se confirma, al suplantar a su hermana que ya no está.
El prólogo es una boda, no se sabe de quién, pero te lo dejan como si la boda se interrumpiera por la aparición de un criado. Es lo que no me cuadra, porque la boda al final se realiza al completo... Uno de los puntos más alucinantes del libro, todo hay que decirlo. Yo me quedé con la boca abierta por ese final. ¡Y lo dejan ahí! *Alexia mira el ejemplar de Envidia que tienen sobre la mesa con ansia*. No tardaré nada en traeros la reseña del tercero, no os preocupéis. Y menos ahora que os estoy haciendo la reseña del segundo, acordándome por momentos de lo interesante que fue Rivales. Pero sigamos con ello y pasemos a los personajes.
 
Lina ya me caia mal desde el primer libro, y en este todavía más. Es una hipócrita pero con mayúsculas y sin olvidarnos la tilde. Tanto "Oh, Will, lo hago todo por ti"... Sí, claro. Que te lo crees tú. La odio más a ella que a Penélope. La rica al menos es así por su estátus. ¿Pero Lina? Sin embargo, no puedo criticarla mucho, porque sin ella no habría historia. Ella es el centro de todos los problemas. Si ella no estuviera en la historia, no podría continuar avanzando, así que aunque sea por eso no la lapidaré todavía. Sin embargo, espero que la dejen tirada y sin blanca para que sufra. ¿Verdad, Tristan? Además, en un momento, Lina dice algo sobre que quería parecerse a Penélope... pues hija, felicidades, porque no es que te parezcas a ella, es que la has superado. Y mira que ya es decir, porque la rica es de lo más... arpía que hay.
Elizabeth... a Elizabeth no quiero mencionarla mucho porque... fue un shock. Eso sí que no me lo esperaba para nada. Pobrecilla. Era extraño que volviera a desaparecer, es decir, no podía hacerlo por la promesa que le hace a Diana, pero... impedirlo de esa forma... Jo. Fue muy impactante. Aún así... aún quedan muchas cosas que resolver por su parte... como por ejemplo lo que ocurre con Denys y los proyectos de Will en el oeste.

Y por último, y la más importante, Diana. ¡Oh, Diana! Y Henry, por supuesto. Los mejores del libro, por no hablar de la tetralogía. Los dos son tan monos... y cómo evolucionan sus sentimientos... ¡Y ese final! Necesito leerme Envidia ya. Y, aunque he intentado no hacer ningún spoiler, no voy a poder evitar poner uno pequeñito en el interior de ese botoncito.

-¿De verdad quieres a Henry?
-Sí.
-Entonces vamos a conseguir que sea tuyo.

Pero me pregunto cómo lo harán... Si ya están casados... Penélope tendría que morir para que Henry enviudase y pudiera casarse de nuevo, ¿no? ¡Oh! Aunque aparecía una divorciada en el libro, ¿ya existía el divorcio en aquella época? Eso sí, todo el mundo miraba con malos ojos a esa mujer... no estaba bien visto. Jujuju, es lo que se merece, sí. Yo no quiero que muera. Quiero que sufra y le devuelvan multiplicado todo el daño que ha hecho.

2 comentarios:

  1. olaa
    estoy totalmente de acuerdo contigo!!!!!
    si soy sincera,el unico motivo por el k compre latidos fue por k soy del circulo y me enamore de la portada extranjera k tenian alli (a mi la portada de montena no m gusta mucho,aunk no es horrible)
    sin embargo,al leerlo fue "dios,es fantastico"
    y penelope...k ganas de matarla!!!
    y will...llore muchisimo,aunk mas llore por la pena de elizabeth,k es un personaje a mi parecer muy fuerte,no una niñata llorica coff coffbellacoff coff
    XD
    me encanto tu blog!!!!!!
    bss

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo en todo, sobre todo en el odio al par de arpías de la historia ¬¬

    A mí Elizabeth sí me gustaba, desde el 1º libro incluso que dices que era más flojo. Es la más sensata y dulce de todos y la pareja que hacía con Will... jo... T_T

    Yo me pillé los primeros por Círculo de Lectores y que aún no hayan puesto Envidia todavía en la revista me está msoqueando, no sería la primera saga que dejaran a medias... Cuando vuelva a ver al agente le preguntaré qué pasa Ò_Ó

    ResponderEliminar