21 de junio de 2010

Envidia

Título: Envidia
Título original: Envy
Autora: Anna Godbersen
Saga: Luxe 3
Páginas: 344
ISBN: 9788484416166
Sinopsis: Mentiras, secretos y pasiones prohibidas en la ciudad de Nueva York.
La alta sociedad de Manhattan espera los primeros días de primavera entre fiestas, cócteles y recepciones. Tras su precipitado retorno, Elizabeth Holland todavía no ha aparecido en ninguno de estos eventos sociales, pero ahora las miradas curiosas tienen un nuevo objetivo en el que posarse: los recién casados Henry Schoonmaker y Penélope Hayes. La flamante pareja es la envidia de toda Nueva York y parece tener todo lo que se puede desear: dinero, belleza, felicidad. Aunque, en ocasiones, las sonrisas más deslumbrantes esconden los secretos más escandalosos...

Opinión: Por fin he terminado la tercera entrega de Luxe tan esperada y deseada. Y lo cierto es que... me ha decepcionado un poco. Rivales me había dejado mis espectativas bien altas y ver que Envidia ha sido más un libro de relleno que otra cosa... me ha defraudado. Supongo que esta tetralogía será así; empezando por lo bajo, subiendo, bajando y volviendo a subir con la conclusión. Una auténtica montaña rusa de altibajos.

¿Por qué digo que me ha parecido un libro de relleno? Porque sí. Porque no ocurre nada tremendamente interesante, ni impactante. Me ha tenido enganchada todo el tiempo, eso sí, pero al ver que no ocurría nada de nada... me iba desesperando cada vez más. Porque si no hubiera leído nada de lo que ocurre en este y me hubiera lanzado al siguiente (Splendor) tampoco hubiera pasado nada. Bueno, tal vez un poco. Pero para lo poco que es, que como mucho será un cuarto del libro, el resto sobra. Además, el prólogo me ha rallado de una manera... Cuando lo empecé, lo interpreté de una forma completamente distinta, pero al terminar el libro volví a leerme el prólogo y me ralló aún más. Se supone que el prólogo cuenta el final del libro, claro que eso yo no lo sabía, y aunque lo sepa aún hay cosas que no entiendo... Es como si ese prólogo lo fuera del cuarto... Porque hay cosas que dice muy misteriosamente, pero que luego no ocurren en este. Muy extraño. No lo entiendo. Por ejemplo, hay una parte en la que te dan a entender que hay una mujer recién casada, liándose con otro que no es su marido... Bueno, pues la única novia reciente es Penélope, y sin embargo... no se ha visto que le ponga los cuernos a Henry es bastante improbable... Y en todo caso... ¿con quién?
Pero de todas formas, vuelvo a repetir que la impresión que me ha dado es de relleno, porque no ocurre nada. Tanto darles vueltas a las cosas para luego no llegar a ninguna parte... Todo se queda tal y como estaba, y para eso, pues que pasen directamente al siguiente libro donde ocurrirán cosas nuevas. Porque leer lo mismo una y otra vez... no mola. Por ejemplo lo de Henry. A la tardía conclusión que llega él después de casarse, había llegado yo antes de que cometiera tal atrocizad. ¿Y qué pasa? Pues que ya es demasiado tarde y tiene que apechugar con lo que ha hecho. Lo cual hace que este libro me resulte relleno e insufrible al tener que soportar la situación. ¿De verdad pensaba que Penélope iba a dejarle? Por mucho que le cueste creerlo, ella es lo demasiado arpía como para planear estrategias insuperables. Henry me ha decepcionado mucho en este libro. No ha podido hacer absolutamente nada para arreglar el estropicio que hizo en Rivales. De hecho, lo empeora. ¿Pero por qué es tan idiota? Vale, tiene corazón y conciencia... pero a quien se lo dirige no se lo merece. ¿Por qué tuvo que sucumbir? ¿Por qué no siguió ignorándola como hacía? En fin, como algo tenía que hacer, al final decide seguir los pasos de Teddy, que otro que tal baila. Por una vez que va a tener lo que quiere... va y se larga. ¡Pero qué es esto! Elizabeth también me ha decepcionado mucho. Con ese final de Rivales me esperaba que apoyase a Diana en su lucha con Henry, pero no hace absolutamente nada. ¿Sugerir que la acompañe en el viaje a Florida? Bah. Si ese viaje lo que hace es empeorarlo todo. Y sigo viéndola muy débil como protagonista. Su historia no llega a atraer tanto porque su personalidad es demasiado dócil, y lo acepta todo muy sumisamente... Y porque es tonta. ¡Teddy!
Y bueno, luego está Diana que sigue manteniéndose en su línea. Aunque pobrecilla... Los malentendidos y la falta de confianza son fatales. Aunque, claro, es totalmente comprensible. Y la decisión que toma al final... impresionante. Nadie se hubiera imaginado que su intención al cortarse los rizos en el prólogo sería esa... Wow. No puedo esperar a ver cómo termina la saga. ¡Y tendremos que esperar un año!

Para salvar el relleno, lo único que se desarrolla y avanza es la historia de Lina; la que peor me cae de todos. Este libro rompe con todo los tópicos porque de momento, en los tres libros que hay, los malos son los que se salen con la suya y los buenos sufren más que nadie. Y por cómo va, ya no me hago muchas ilusiones de que haya un final feliz. Tendría que haberlo pero, o es un final alucinante, de estos que te sorprenden y te dejan con la boca abierta, o es muy cogido por los pelos... que es lo que me temo. Pero que tengo que leerlo. A pesar de todas estas cosas, la historia engancha que no veas.

4 comentarios:

  1. el cuarto puedes leerlo en inglés, asi sabes cómo acaba antes que nadie xDDD

    ResponderEliminar
  2. Pues voy a probar, ¿sabes? A ver cómo resulta y si consigo leer en inglés xDDD
    Que, además, ya lo he conseguido (algo raro, porque nunca encuentro libros xD)

    ResponderEliminar
  3. estooo, tú no estudiabas filología inglesa o me estoy equivocando de persona?? fO.o

    ResponderEliminar
  4. Je... seh, estudiaba filología inglesa, sí xDD
    Pero tengo un trauma con los libros en inglés, y nunca duro mucho delante de ellos. Eso es un secreto, por supuesto. No lo divulgues u///u

    ResponderEliminar