4 de abril de 2010

Los hacedores - Cap 2 Parte 2

Y siendo domingo, ya sabéis, nueva entrega de la blognovela. Disfrutadlo ^_^




Entre tanto, Bra se dirigía rápidamente hacia su cuarto, para cambiarse de ropa y liberar a la criada. Conforme caminaba, se dio cuenta de que nadie se fijaba en la chica que iba vestida de sirvienta. Simplemente pasaban a su lado, aunque algunos de los niños peor educados le sacaban la lengua. Los padres les miraban como si fuera divertido y seguían andando.

No era nada agradable pasar por todo el piso, pero tenía que hacerlo si quería llegar hasta el ascensor. Según había podido comprobar en su viaje de ida hasta el camarote de Alexia, había dos pasillos rectos que atravesaban el barco de proa a popa, en cada uno de los extremos había dos pequeñas salitas, en una de ellas se encontraba la puerta a la habitación VIP y en la otra, el salón donde habían cenado Alexia y Khardan el día anterior, además, en cada una de las salitas había una salida a cubierta. Además de esos dos pasillos, había un pasillo que zigzagueaba, de manera que atravesaba perpendicularmente los otros dos cuatro veces, con una distancia ente medias de unos cinco metros. Era en ese camino en el que se encontraban las distintas puertas de los camarotes. Los dos ascensores del barco se encontraban, uno en cada uno de los dos pasillos principales, a la mitad del barco.

Bra, siguiendo su instinto, decidió ir por el pasillo zigzagueante. Dedujo que era la ruta más probable para el servicio, dejando el camino libre a los pasajeros por los pasillos principales. Se dispuso a cumplir bien el papel de sirvienta mientras tanto, para que la chica a la que había sustituido no tuviese problemas. Conforme iba avanzando, recordó el porte de la pobre chica. Estaba doblada, o casi, sobre el carrito, de manera que apenas se le viera el rostro. Ella, sin embargo, miraba desafiante a cualquier pasajero joven que pasase cerca de ella. Decidió bajar el rostro modestamente, lo que además la ayudaría a pasar desapercibida con un poco de suerte.

Había salido por el pasillo de la derecha, así que ahora tenía que girar a la derecha para poder avanzar con menos problemas. Había una puerta en el extremo del pasillo, pero según podía ver estaba cerrada y tenía puesto un cartelito en el pomo. Supuso, ya desde lejos, que eso significaba que no debía molestar. Dado que en cualquier caso, no pensaba entrar a limpiar, no era ningún problema.

Con total tranquilidad hizo girar el carrito hacia la izquierda para avanzar por el pasillo. Allí se encontró con un par de jóvenes sentados con las piernas atravesadas, impidiéndole el paso.

─Disculpad, ¿podríais, por favor, apartar las piernas? ─dijo Bra con la voz más agradable que pudo.

─No. Busca otro camino, criada ─respondió uno de ellos, sin levantar siquiera la mirada.

Bra se quedó parada un segundo.

«Debo haber escuchado mal»

─Disculpad, ¿podríais, por favor, apartar las piernas para que pueda pasar? ─dijo Bra un tanto molesta.

─Que no. Hay muchos otros pasillos por los que avanzar, criada, busca un sitio por donde no molestes ─le respondió el otro joven.

Bra bajó la mirada. Se estaba empezando a enfadar. No se le daba bien aceptar ningún tipo de trato maleducado. Levantó el rostro con una sonrisa completamente falsa, de oreja a oreja, y con total tranquilidad hizo avanzar el carrito, pasando por encima de las piernas de los dos jóvenes.

─Uy, lo siento, creía que ya se habían apartado ─dijo con una mano tapándose la boca.

─Dinos tu nombre, criada estúpida ─dijo uno de ellos intentando levantarse.

En ese momento, Bra se dio cuenta de lo que acababa de hacer y aceleró con el carrito por el pasillo. Detrás oyó gritos de enfado. Al girar, miró hacia atrás para ver que no la seguían, con tan mala suerte que chocó el carrito directamente contra alguien. Al chocarse, el chico cayó hacia atrás y el carrito se volcó, mientras que Bra, debido a la velocidad con la que iba y a la inercia continuaba en línea recta, tropezándose con el carrito y empezando a volar.

─¡Auch! ─gritó una voz que a Bra le resultó conocida.

«No puede ser que tenga tan mala suerte» Pensó Bra mientras caía encima del carrito.

En cuanto llegaron al suelo, Bra se dio cuenta de que realmente era Daniel… Así que intentó moverse para pasar desapercibida, o para que al menos no le viera la cara. Daniel intentó salir de debajo del carrito moviéndolo hacia un lado mientras Bra intentaba levantarse sin que se le viera ni la cara, ni ninguna marca que pudiese identificarla ante él.

─Disculpe, estaba dirigiéndome hacia el ascensor para bajar al primer piso, donde continuar mi ronda y unos chicos estaban molestándome así que empecé a correr para intentar dejarles atrás ─dijo Bra rápidamente, con la voz ronca y ceceando ligeramente para que no la reconociese, consiguiendo finalmente levantarse.

Daniel se levantó, moviendo el carrito a un lado. Tranquilamente, se levantó con una sonrisa.

─No pasa nada ─dijo sonriendo─. Si te molestan otra vez, avísamelo ─en ese momento se fijó en ella─. Un momento, ¿no nos conocemos?

Bra bajó la cabeza.

─No se preocupe por mí, señor. No, no nos conocemos ─dijo Bra con la misma voz.

─¿Estás segura? Tu voz y tu pelo me suenan mucho ─respondió Daniel─. Bueno, sigue con lo que estabas haciendo. Yo tengo que ir hacia la piscina, parece que un idiota se ha caído con la ropa puesta.

Daniel salió corriendo en ese momento sin mediar ni media palabra más. Bra se quedó mirando por donde se había ido, y suspiró. Bueno, se había librado por poco, aunque... había algo acerca de llamar idiota al que se cae en la piscina, bueno, seguro que no se refería a ella. Llegó hasta el ascensor con el carrito y se metió en él para llegar hasta su cuarto.

Al llegar allí, ya que durante el camino no tuvo ningún problema más, se encontró con la chica cómodamente tumbada en la cama, leyendo un libro.

─Muchas gracias por prestarme tu uniforme ─dijo Bra dándole la mano─. Espero sinceramente no haberte creado ningún problema.

─No se preocupe, así he podido descansar un poco. Espero que lo haya pasado bien con la persona a la que iba a ver ─dijo la chica con un guiño pícaro.

Bra se sonrojó, aunque por un motivo distinto al que lo atribuyó la chica. No había tenido ningún reparo en mentir a la chica, e incluso probablemente en meterla en problemas debido a los chicos esos. Bueno, mirando el lado positivo, puede que hubieran aprendido la lección. Aunque… algo de lo que había dicho Daniel le había sonado raro. ¿Un idiota en la piscina, con ropa? Uhm… Le había dejado dicho a Alexia que tratase bien a Khardan, pero Alexia tenía demasiado carácter como para controlarlo.

«Bueno, ahora cuando me cambie me enteraré de lo que ha pasado. Espero sinceramente que no se haya visto envuelta en nada raro»

Mientras se cambiaba, seguía dándole vueltas al asunto. Era más que probable que sí que fuera ella. No podía evitarlo. Por su mente pasaron todas las ocasiones en las que el carácter de Alexia les había metido en problemas. Demasiadas para su gusto.

«En fin, vamos a ver qué ha pasado»

Se puso unos vaqueros y un top azul claro, con un biquini debajo, por si acaso. Salió de su camarote y se dirigió a los ascensores. Iba caminando tranquilamente por el pasillo principal cuando, desde uno de los pasillos laterales, salió una mujer mayor.

─Hola, querida ─dijo la mujer mayor tranquilamente─. No te molestaría acompañarme, ¿verdad?
─Por supuesto que no, señora ─dijo Bra con una sonrisa─. Voy hacia la piscina. He oído que ha sucedido algo allí, y tengo curiosidad.

─Yo también voy hacia allí ─dijo la señora cogiéndose del brazo que Bra le ofrecía─. Mi hijo dijo que se encargaría de todo, pero a veces una cara amable ayuda más que la impulsividad de la juventud, ¿no crees?

Bra sonrió ante los amables modales de la señora.

─Disculpe, ¿quién es ese hijo suyo que se iba a encargar de todo? ─preguntó Bra.

─Daniel, un chico muy apuesto y soltero ─dijo la señora con un guiño.

─¿Daniel? ¿Es usted su madre? ─Bra estaba sorprendida por la coincidencia

─Sí, ¿acaso no ves el parecido? ─respondió ella con una sonrisa─. Por cierto, no me he presentado adecuadamente, soy Sofía Andrews, la esposa del capitán. Es un placer conocerte.

─Oh, sí, claro. Yo soy Bra, la hermana de Alexia y Khardan. Sus pasajeros VIP ─respondió Bra, insegura.

─Ah, la damisela en apuros. Qué maravillosa coincidencia. Vamos a ver qué entuerto está desfaciendo ahora tu caballero galante ─dijo con una media sonrisa Sofía.

Bra se sonrojó. No sabía qué habría dicho Daniel, pero ella tenía muy claro que no era “su” caballero. Simplemente era un buen samaritano que la había ayudado en su momento de necesidad. Como hubiera hecho cualquier otra persona decente.

─No es “mi” caballero ─murmuró intentando excusarse.

Ya habían llegado hasta la puerta que daba directamente a la zona de la piscina. Seguía habiendo bastante gente mirando hacia un punto y comentando la jugada. Bra empezó a mover a la gente para poder llegar hasta el frente. Así Sofía y ella podrían ver lo que estaba sucediendo. Las voces que se oían, aunque todavía no podían distinguir de quién eran exactamente, daban mala espina a Bra.

Al pedir permiso a una mujer, Bra notó cómo esta la miraba intensamente, pero tenía otras cosas de las que preocuparse en ese momento. Habían llegado casi a la primera fila. Las voces eran las de Daniel, Alexia y Khardan.

─Sabes que está prohibido bañarse con ropa de calle ─decía Daniel.

No debía ser la primera vez que esa frase salía de su boca. Parecía como si estuviera intentando contener la risa.

─Te juro que no era mi intención bañarme vestido ─dijo Khardan, molesto.

En ese momento, Bra era incapaz de ver a Alexia, aunque sus risas se oían con facilidad por la cubierta.

Sofía decidió que ya había habido suficiente espectáculo para ser tan temprano y tomó las riendas de la multitud.

─Buenos días, señores. Les recuerdo que si no pasan pronto al salón no podrán disfrutar de nuestro maravilloso buffet de desayunos. El espectáculo ha terminado, hagan el favor de dirigirse al salón.

Uno de los jóvenes, cuya mirada estaba fija un punto debajo de la cara de Bra, replicó airado.

─Todavía no hemos visto el verdadero espectáculo. Lancemos a una chica a la piscina.

Su propuesta fue coreada por bastantes de los jóvenes reunidos allí, que recibieron miradas de comprensión por parte de los hombres adultos presentes, y una severa reprimenda de sus madres.

─Ya está bien. Muévanse antes de que venga seguridad ─dijo Sofía con autoridad.

Daniel se acercó a ella, miró a Bra de refilón y ofreció el brazo a su madre.

─Hola, mamá. Parece ser que ha habido una pequeña disputa familiar cerca del agua, que ha acabado con Khardan dentro de la piscina.

─Si me disculpáis ─dijo Khardan completamente empapado─, iré a mi habitación a cambiarme.

Sofía no pudo evitar reírse suavemente. Bra estaba asombrada ante la escena, incapaz de decir nada. Se acercó a la piscina, donde encontró a Alexia retorciéndose de la risa por el suelo.

─¿Pero se puede saber qué ha pasado esta vez? ─dijo Bra poniendo los brazos en jarras.

Alexia estaba ya llorando de la risa. Ni siquiera podía contenerse lo suficiente como para responder a su hermana. Daniel y Sofía se acercaron para ver si podían ayudar a Bra a esclarecer el misterio.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. No es justo, ¿cómo se te ocurre dejarlo ahí? ¡Queremos saber que ha pasado! Hasta el próximo domingo es mucho tiempo… ¿nos das una pista?

    Me he liado un poco con la descripción de la planta, he intentado hacer un plano para situarme…pero mi vena artística deja mucho que desear. De todos modos parece que finalmente lo he entendido.
    Alexia y Bra son chicas con carácter, eso ni dudarlo. ¡Puff! Mejor no cruzarse en su camino jajaja. Aunque la verdad es que me gusta el genio que se gastan. Pobres muchachos, el carrito debe doler (a mí me pasó una bicicleta por encima y todavía lo recuerdo ^^U). Pero por lo que veo Alexia es una hermana pequeña problemática, jejeje.

    A la segunda lectura me he dado cuenta de lo de la piscina xD si es que no estoy en lo que tengo que estar. Aunque alegare en defensa de Bra qué no se cayó, se tiró directamente (aunque eso nadie deba saberlo xDD)

    Este es el barco de las casualidades, parece que estamos todos predestinados a encontrarnos. Vale, en el barco no hay mucho lugar donde esconderse, ni sitio donde escapar pero bueno, resulta curioso de todas maneras.
    ¿Alguna otra chica se siente como un trozo de carne? xD
    La mujer de mirada penetrante… ¿quizás alguien de los malos?
    Para que el pobre Khardan (o no tan pobre), haya acabado en la piscina ha tenido que ser bueno lo que sea que haya ocurrido xP.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que el primer párrafo con la descripción de los pasillos y todo eso es un poco confusa (¡y muy larga! ¡Es todo una frase!). Pero bueno, si nos centramos en lo importante... y considerando que estoy actualmente completamente enganchada a Skip Beat, Nee-chan con el carrito me ha recordado irremediablemente a Kyoko ^___^ *Pone su mejor sonrisa y les atropella* ¡Muajajaja! (aunque Kyoko hubiera sacado a sus demonios y les hubiera intimidado xDD). Vale, pues entonces como Ren xDD

    Daniel es muy avispado, ¿no? ¿Cómo es que le suena Bra? ¿Tiene una memoria prodigiosa en lo que se refiere a todas y cada una de las féminas del barco? Además, Bra había cambiado su voz (Boo *_*) ¿cómo es que "le suena"?
    Además... ¿ser el hijo del capitán te convierte en el responsable de los pasajeros? ¿El padre responsable de la dirección que tome el barco y el hijo y la esposa de los pasajeros? ¿Que no hay guardia ni nada de eso? Aunque no sería tan divertido, claro, pero... me resulta raro. Me había imaginado a Daniel muy... a su bola, como si estuviera de vacaciones, sin que le importara nada "inusual".

    Por cierto, me encanto xDDDD
    Pero... ¿por qué Khardan no se muestra enfadado o con alguna expresión al menos? (molesto no es suficiente)
    ¿Qué es lo que ha pasado?
    ¡¡¿Por qué nos haces esto?!! Queremos maaaaaaaaaaaaas~~~~~~~

    ResponderEliminar
  4. Ah... ya veréis por qué Khardan no se muestra molesto Muahahaha
    A que molan las novelas serializadas, en las que las partes tienen que acabar en un crescendo para que la gente desee más

    Pobre Bra, tú eres más que un trozo de carne... como mínimo eres una educadora nata xD

    Lo del hijo del capitán no es tan raro, de alguna manera está relacionado con la "parte alta" de la cadena de mando... y ya se ha comportado como el salvador de una pasajera.

    ResponderEliminar
  5. "¿Cómo es que le suena Bra? ¿Tiene una memoria prodigiosa en lo que se refiere a todas y cada una de las féminas del barco?"

    A ver... para mí que alguien me suene es muy fácil... sobre todo si le he visto el día anterior. La voz no es lo único que llama la atención, además, no es tonto... o por lo menos no demasiado.

    O.o
    "¿Que no hay guardia ni nada de eso?"

    Claro, ¿no dice después Sofía que llamará a seguridad? O.o

    "¿por qué Khardan no se muestra enfadado o con alguna expresión al menos?" Como ya he dicho antes, ya lo sabréis más adelante... pero ¿quién dice que ha sido Alexia la que le ha tirado? Muahahaa (vale, no debería ser tan malo con mi alter ego)

    "La mujer de mirada penetrante… ¿quizás alguien de los malos?" Puede... o de los buenos. Aún no estoy muy convencido de que Alexia y Bra sean de los buenos. Al fin y al cabo, son las que huyen.

    "¡¡¿Por qué nos haces esto?!!" Porque soy una persona cruel que gusta de manteneros en suspense.

    ResponderEliminar
  6. Si Skip-Bit es cómo dices tendré que ponerme con ese manga xD

    Me recuerda a la estampa de una familia rica de estas que salen muchas veces en los libros y películas, de los que montan fiestas y eso (lo sé, no me explico xD) :el cabeza de familia que dirige todo, la esposa educada que se encarga de tratar con los invitados y hacer de anfitriona y el hijo que tiene que ir aprendiendo. Además tanto tiempo en altar mar sin nada que hacer debe de cansar, por mucho que molen unas vacaciones xD

    Eso digo yo, queremos a un Khardan expresivo, con sangre en la venas en vez de horchata (vale, sabemos que en realidad llevas chocolate pero bueno). Si ha sido Alexia la que lo ha tirado…estoy segura de que Khardan va a devolvérsela xD me da miedo con el comentario que ha dejado.

    Yo no he dicho que Alexia tirase a Khardan(excepto en el párrafo de arriba donde comento la posibilidad) , aunque podría ser una posibilidad :P
    Para nosotras si son de las buenas por los motivos que saltan a la vista. Aunque quizás sean malas, lo que también podría ser interesante, ¿le hemos robado a alguien? ¿Es eso?. Queremos una pista, a este paso nos confiamos y nos tumbamos a la bartola en el barco bajando la guardia…

    Lo dije y lo mantengo, eres muy malo dejándonos así xD .Eres perfecto para convertirte en el nuevo filón de una editorial, ya sabes, escribe una saga en la que cada libro te deje tirándote de los pelos :P

    ResponderEliminar