5 de abril de 2010

Full Moon wo Sagashite

Comenzamos fuerte. ¡Voy a reseñar todas las obras de mi ídola!

Título: Full Moon - En busca de la luna llena
Autora: Arina Tanemura
Manga: 7 tomos
Anime: 52 capítulos
Publicado en: Glénat (el manga)
Precio: 7.50€
Sinopsis: Mitsuki Kôyama tiene 12 años. Mientras sigue suspirando por Eichi, que se encuentra en los Estados Unidos estudiando, Mitsuki sueña con el día en que podrá cumplir la promesa que le hizo y convertirse en cantante. Sin embargo, sufre una enfermedad en la garganta que podría costarle la vida y sólo la intervención de espíritus del más allá podrán ayudarle a cumplir su sueño.

Opinión: La historia me pareció de lo más innovadora. Fueron los primeros shinigamis que conocía (antes que a los de Bleach, que los de Death Note o los de Soul Eater) y aún así, son shinigamis diferentes, aunque a la vez cumplen el papel que les corresponde. La cuestión es averiguar cómo han llegado a ser shinigamis. Esa es la clave de todo este asunto. Y descubrirlo será algo que te llevará a conocer una historia conmovedora y llena de momentazos. He oído y leído algunas opiniones que critican la historia por tratar el tema de la enfermedad de Mitsuki con tanta "facilidad", pero no es cierto. Aunque lo pueda parecer, de lo que se habla aquí son de sus sueños y también de sus miedos. No entiendo cómo hay gente que no soporta a Mitsuki, siendo la protagonista. Es cierto que hay muchos otros personajes igual (o incluso más) carismáticos que ella, pero... pobrecilla. Tiene que pasar por mucho para que haya gente que no logre comprenderla y la tache de "tonta".


Según tengo entendido hay bastantes diferencias entre el final del anime y del manga y mi opinión sobre algunos personajes varía según sobre qué hable. Por ejemplo, en el manga, prefiero mil veces a Eichi. Peeero, sin embargo, quiero dejar claro que en el anime estoy de parte de Takuto. ¿Por qué? No lo sé del todo, ya que del anime solo me he visto el final, pero debe ser por eso. En el anime se deja un poco de lado al pobre Eichi, mientras que en el manga sale una última escena suya preciosa y conmovedora. Al menos, a mí me sacó la lagrimita.

Sufrí con Mitsuki, con Izumi, con Meroko... pero más con Mitsuki, que es la prota. Aunque también me gusta mucho Izumi. ¡Ais! En general todos los personajes que crea Tanemura son estupendos, llenos de personalidad que se te quedan grabados para siempre en el corazón.
 
Las diferencias entre anime y manga las podéis encontrar en la wikipedia, pero son bastante spoilers, así que si no conocéis el manga o la historia original, ni se os ocurra leerlo.
Por mi parte prefiero infinitamente más el manga. En el anime se toman demasiadas libertades y el dibujo no es tan bueno. Sin embargo, las canciones cobran vida y son absolutamente preciosas.

1 comentario:

  1. Yo no llegué a verla completa (Sí, shame on me) pero yo tampoco entiendo como se puede no empatizar con la pobre niña T_T

    ResponderEliminar