10 de febrero de 2010

Reseña de Jane Eyre

Un viento frío, con olor tropical llevó al Hacedor una historia acerca de un amor imposible.



Título: Jane Eyre

Año: 1847

Autora:Charlotte Brönte

Páginas: 327 (o así, depende de la traducción)

Editorial: Muchas, es un clásico.

Sinopsis: Jane Eyre es una joven institutriz inglesa que arrastra un pasado pobre y doloroso. Cuando era una niña su padre murió y ella quedó al cuidado de una tía que la maltrató y luego la abandonó en una escuela internado.

Opinión: Me lo he tenido que leer para Literatura Inglesa, por tanto he tenido el gozo de leerlo en versión original. Antes de empezar a leerlo me vi la producción de la BBC basada en la novela. Primera cosa que hay que decir, todo lo que se haga en película de esta novela quedará irremediablemente limitado, dado que el libro, escrito en primera persona, disfruta de una de las expresiones de sentimientos más complejas y completas que he tenido el gusto de leer. Jane es una joven apasionada, en la película no lo parece tanto. Cree en la necesidad de justicia y de bondad, es ingenua, pero una ingenuidad templada con la experiencia. Hasta cierto punto parece que ella desea ser inocente, o, mejor dicho, desea ser Helen, pero con la pasión propia suya.

Se dice que en esta novela se pueden ver los dos extremos femeninos: la sumisión completa (Helen) y la locura que lleva la rebeldía extrema, Hasta cierto punto, yo creo que eso no es del todo cierto. Para mí, esta novela es uno de los exponentes de un feminismo igualitario (que no denigrante para el hombre), un feminismo que acepta ayudar al hombre (la caída del caballo por ejemplo) mientras mantiene su valor y su virtud (Todas las conversaciones de Jane con Rochester y como le echa la bronca cada vez que se pasa de la raya).

Es también un alegato acerca de juzgar al hijo por los pecados del padre (en este caso, para ser más exactos) a la hija por los pecados de la madre. Jane muestra claramente a Rochester lo equivocado que está al tratar así a la pobre niña.

Es también una novela costumbrista, en la que se escenifica incluso un juego parecido a las películas que jugamos ahora, pero mucho más complejo. También nos muestra como era la vida en esa época de una manera muy fidedigna, dado que tiene trazas de autobiografía.

En sí, lo único que puedo decir es que es una de las historias de amor más cautivadoras que he leído, y no precisamente porque sus personajes sean realmente cautivadores, porque Rochester llega a ser odioso y Jane cansina. Pero su historia es completamente conmovedora.

Podría decir muchas más cosas, como pasa de ser realista a ser considerado casi una historia de cuento de hadas, como se incluye por su ambientación en la novela gótica (la de verdad, no la actual), como es una de las muestras de que en primera persona el único personaje convincente es Jane... y a veces Rochester. Pero no lo voy a decir, porque todo eso necesitaría un estudio mucho más en profundidad que una simple reseña.

2 comentarios:

  1. Uno de mis libros pendientes... y como la lista no es larga ni nada, tardaré en conseguir leerlo... aparte de que ni siquiera tengo una copia decente v.v

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué entiendes tú por una copia decente? Yo tengo una penguin classics de toda la vida xD Si quieres te la envio xD

    Eso sí, en inglés ^^

    ResponderEliminar